article-thumb
   

“Hola, Hugo”, el editorial de Tal Cual en el que Teodoro Petkoff encaró a Chávez

El Cooperante | 31 octubre, 2018

Caracas.- El economista y fundador del medio Tal Cual, Teodoro Petkoff, escribió un editorial el 03 de abril de 2002 en el que anunciaba la salida al ruedo del medio y en el que también se dirigió al entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, para recalcarle que, a pesar del astronómico ingreso petrolero, la economía estaba por el piso y otros errores que había cometido durante su mandato.

Lea también: Murió el economista Teodoro Petkoff a los 86 años: “Terminó perseguido por un Gobierno”

“No sumas, Hugo, restas y divides. Olavarría, Escarrá, Combelas, Mayz Vallenilla; algunos de tus mejores intelectuales hoy te adversan. (…) Los militares, tus compañeros del riesgo, ya no te quieren. Te queda “Don” Luis, más rayado que un tigre, y también José Vicente, cada día más visiblemente hamletiano. ¿Qué hiciste, Hugo?, ¿Qué se hicieron la gloria y el brillo de los primeros tiempos? El poder puede ser muy cruel para quien lo ejerce, si no sabe qué hacer con él. Es tu caso, Hugo. Por ahora”, escribió Petkoff en el editorial.

A continuación el texto íntegro publicado por Tal Cual:

Aquí estamos, otra vez. Creyeron que nos iban a callar. Bueno, no pudieron. En tres meses montamos TalCual. Es fruto de la voluntad indomable de no rendirse ante la fuerza bruta ni ante las trapacerías mafiosas de tu amigo Miquilena. Según dijo públicamente Arias Cárdenas, te sentiste muy molesto por lo que hizo “Don” Luis en El Mundo (perdona, ya sé que lo quieres mucho y tú fuiste quien le clavó ese apelativo, pero quieras o no, ese es un don entrecomillado). Admitamos que es verdad; te sentiste molesto. Pero no hiciste nada. Callaste, es decir, otorgaste. También es tuya la responsabilidad. Pero ya eso es clavo pasado, y es la última vez que tocamos el punto.


¿Qué ha ocurrido en estos tres meses? Lo que no estaba en tus cálculos, Hugo. Pensabas que esta iba a ser la misma batalla de siempre, la fácil ofensiva contra las “cúpulas podridas”. Pero el panorama político ha cambiado. Tienes un contendor del cual, por más que te esfuerces, no vas a poder convencer a nadie que es un viudo del puntofijismo. Viene de tu propio movimiento. Es de los juramentados del proverbial Samán. Más aún, es el otro gran jefe del alzamiento y, sin duda, si líder intelectual. Es el MVR contra el MVR. Ahora sí murió la vieja república. Los protagonistas, gobierno y oposición, conforman el nuevo esquema de poder. Todavía es amorfo, impreciso y vago, pero es entorno a él que girará la nación de aquí en adelante. AD y Copei son tema para nostálgicos. Tendrán todavía alguna presencia, pero el centro de gravedad del poder ya se desplazó. Los “muchachos” de la película ahora son otros.

Pero tu propio protagonismo, Hugo, va palo abajo. Con un ingreso petrolero astronómico, la economía está por el suelo. El peor gobierno del puntofijismo jamás creó tanto desempleo como el tuyo. La rehabilitación del estado Vargas te está comiendo. Pero, en lo político, Hugo, torpeza tras torpeza ha ido dejando a la vera del camino a los amigos y compañeros de la primera hora. No sumas, Hugo, restas y divides. Olavarría, Escarrá, Combelas, Mayz Vallenilla; algunos de tus mejores intelectuales hoy te adversan. (Consúltate, te queda Tarek). La ruptura con el PPT te quitó algunos de tus mejores activistas y apóstoles. Los profesores de la UCV que tanto te apoyaron, ahora aplastaron a tu candidato en las elecciones rectorales. Pero, lo peor, Hugo, el MBR-200. Los militares, tus compañeros del riesgo, ya no te quieren. Te queda “Don” Luis, más rayado que un tigre, y también José Vicente, cada día más visiblemente hamletiano. ¿Qué hiciste, Hugo?, ¿Qué se hicieron la gloria y el brillo de los primeros tiempos? El poder puede ser muy cruel para quien lo ejerce, si no sabe qué hacer con él. Es tu caso, Hugo. Por ahora.

 

Comentarios

comentarios