Connect with us

Internacionales

Hombre planificó viaje paradisíaco con su esposa colombiana y la asesinó para quedarse con su dinero

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas, 21 de febrero.- La mujer de origen colombiano identificada como Isabella Hellman desapareció en altamar hace 10 meses en el Caribe. Este martes, su esposo fue arrestado y presentado en una corte federal de Miami por su supuesta vinculación con la muerte de su pareja y madre de su hija.

Lea también: Atacante de la escuela de Florida podría recibir millonaria herencia cuando cumpla 22 años

El Nuevo Herald reseñó que Lewis Bennett, de 41 años y oriundo del Reino Unido, fue acusado de asesinato en segundo grado dentro de la jurisdicción marítima y territorial de Estados Unidos. Al momento de su arresto, Bennett se encontraba en una corte de Miami para escuchar su sentencia de siete meses de prisión y tres años de libertad condicional por transportar unas raras monedas de oro y plata, valoradas en más de $5,000, que habían sido robadas en 2016.

Hellman desapareció cuando estaba con su esposo en un viaje en bote que seguía la ruta St. Martin, Puerto Rico, Cuba y Key West, y cuyo propósito supuestamente era buscar un bote que un socio de Bennett llevaría luego a Australia. El pasado 15 de mayo, Bennett llamó a la Guardia Costera para reportar que estaba abandonando su catamarán de 37 pies, Surf into summer, a unas 26 millas al oeste de las Bahamas debido a que la embarcación se estaba llenando de agua tras haber golpeado un objeto desconocido. En esa misma llamada, el hombre informó que no sabía dónde se encontraba su esposa. La Guardia Costera inició la búsqueda de la colombiana de 41 años, pero fue suspendida después de cuatro días sin resultados. Hasta la fecha, la mujer no ha sido hallada.

Al ser entrevistado por agentes federales, Bennett contó que se había ido a dormir a las 8 p.m. de la noche anterior y su esposa se había quedado a cargo de operar el barco. Agregó que se despertó unas horas después tras sentir que algo había chocado el bote “por debajo” y al subir a cubierta, no encontró a Hellman por ningún lado. Los investigadores encontraron que dos escotillas del barco estaban abiertas, ocasionando así que el agua se introdujera en la embarcación.

Un profesor de la Academia de la Guardia Costera de Estados Unidos consultado por el FBI, aseguró que la causa del hundimiento del catamarán no fue “por un daño accidental. Más bien, parece que el barco fue intencionalmente hundido”. Otro detalle que creó suspicacia en los investigadores es que el hombre admitió inicialmente no haber hecho ningún esfuerzo por localizar a su esposa. La acusación formal indica que en una declaración siguiente a las autoridades, Bennett cambió su respuesta y dijo que sí gritó el nombre de Hellman y que además arrojó una boya al agua para marcar el lugar del accidente y tiró un flotador.

Advertisement

Las autoridades argumentan que puede haber un interés monetario. Si Hellman fuera declarada muerta oficialmente, el hombre se quedaría con la casa que compraron en la comunidad Pine Ridge de Delray Beach, un año antes de la desaparición de la colombiana, así como con cuentas bancarias a nombre de ella. Dos semanas después de la misteriosa desaparición de su esposa, Bennett se llevó a la hija de ambos al Reino Unido sin ni siquiera informar a la familia de Hellman. Regresó poco después a Estados Unidos para solicitar que Hellman fuese declarada como fallecida.

 



Tendencias