article-thumb
   

Homicidio y narcotráfico rodean a excomisario preso por caso Andorra

Jose G Martinez

José Gregorio Martínez.- El escándalo por lavado de dinero en la Banca Privada de Andorra (BPA), que involucra al menos cuatro mil 200 millones de dólares de capital venezolano, solo ha dejado dos detenidos en el país: Norman Puerta y Richard Cammarano. La polémica en torno a Norman Puerta data de 2010, cuando había sido detenido en el Principado europeo por la misma causa, pero el apellido Puerta también se ha visto enlodado con los delitos de homicidio y tráfico de droga, presuntamente vinculado con el tan mentado Cartel de los Soles.

Norman Danilo Puerta Valera, titular de la cédula de identidad Nº V- 5.819.787, nació el 22 de febrero de 1959, ejerce su derecho al voto en el Colegio Gonzaga de Maracaibo, estado Zulia, y cotizó en el Seguro Social hasta el 1ero. de enero de 2009, cuando se jubiló del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), donde no solo trabajó él sino también su hermano, Jesús Alberto Puerta Valero, privado de libertad desde mazo de 2012 por el homicidio de Karen Berendique, hija del cónsul de Chile en Maracaibo.

Los hermanos Puerta Valero han sido reincidentes en diversos delitos. Jesús Puerta fue detenido por el Ejército en 2006 en el estado Bolívar, junto con otros 13 funcionarios, por contrabando de tres toneladas de cocaína que –según afirmó la periodista Sebastiana Barráez en 2012- el cargamento estaba identificado con una estrella roja con centro blanco que se corresponde con el sello del Cartel de los Soles. Los 14 detenidos fueron absueltos “por pruebas insuficientes”. La información indica que los policías alegaron que realizaban una operación autorizada policialmente por Norman Puerta, pero en el libro de novedades no había ninguna orden de comisión hacia el estado Bolívar ni existía participación de ese procedimiento al Ministerio Público.

Un Cooperante reveló que cuando Norman Puerta fue evaluado por su hoja de servicio, durante los primeros meses de la gestión de Miguel Dao Dao como director del CICPC, fue reprobado y se dispuso su desincorporación “por incompetente”, pero cuando Marcos Chávez fue designado como director de la institución, fue revocada la medida y Norman Puerta fue ascendido a comisario general, llegando luego al cargo de director de la División Nacional Antidrogas, pero luego del escándalo por el traslado de droga que presuntamente autorizó, Marcos Chávez lo pasó al cargo de jefe de Criminalística hasta su jubilación.

El comisario Marcos Chávez fue su protector. Durante su paso por la División Nacional Antidrogas, el entonces director del CICPC lo envió a una misión especial en Andorra, donde se dictó una conferencia sobre el lavado de dinero. Norman Puerta asistió y permaneció varios días en el Principado, donde aprovechó para hacer algunas diligencias. En junio de 2010, cuando volvió a Andorra, fue detenido por las autoridades de ese país tras haber recibido una transferencia por un millón de dólares desde Panamá, sin justificación satisfactoria para los andorranos.

“Yo sí tengo una cuenta en una entidad perteneciente a la Banca Privada de Andorra. Abrí esa cuenta en el año 2006”, manifestó Norman Puerta el 15 de mayo del presente año, cuando se presentó ante el Ministerio Público para intentar demostrar que fue estafado por la BPA, recordando que las dos veces que ha sido detenido fuera del país ha sido puesto en libertad porque se ha demostrado su inocencia. Acto seguido, fue privado de libertad por los delitos de legitimación de capitales y asociación para delinquir, fijándose la Brigada de Acciones Especiales del CICPC como su sitio de reclusión.

Comentarios

comentarios