article-thumb
   

¡Incomprables! Los aterradores precios de los cauchos para vehículos

El Cooperante | 4 julio, 2018

Caracas.- La hiperinflación sigue haciendo de las suyas, puesto que al venezolano se le hace cuesta arriba poder obtener los productos básicos por sus altos precios y mucho más si debe adquirir cuachos para cambiárselos al carro.

Lea también – Matta: Producción de Pdvsa cayó en más de un millón de barriles diarios con el chavismo

Según reseñó el Diario 2001, vendedores manifestaron que los cauchos nacionales no se venden desde hace meses porque no llegan con frecuencia. “Estoy vendiendo cauchos chinos desde rin 13 al 20. El de rin 13 cuesta Bs 150 millones, rin 14 para carros pequeños Bs 180 millones, rin 15 para carros medianos Bs 220 millones, rin 16 para camión 350 Bs 300 millones rin 17 para vehículos de carga Bs 420 millones, rin 18 y rin 20 Bs 620 millones”, comentó Brigitte Zambrano, encargada en Corporación Zulis.

Sostuvo que las ventas han bajado cerca de 70% en lo que va de año. “Los nacionales Goodyear y  y Firestone en los mismos rines, vienen y se van, llegan en menor cantidad que los importados porque no hay mucha producción, ha sido así desde el 2013. Antes había 18 mil cauchos en inventario y ahora no llegamos ni a 3 mil. En 2012 se vendían 100 cauchos diarios, ahora no llegamos ni a 10″.

Por su parte, América Pineda, encargada en cauchos Exportgoma, destacó que “estos cauchos son importados, nacional no hay nada desde hace dos meses. Las ventas han bajado mucho, un 70%, vienen bajando desde el año pasado“.


Precisó que Cauchos General 255/60 R15 está en Bs. 438.362.830; el 205/55 R16 Bs 305.398.000; el 235/60 R17 Bs 231.469.000; el 265/65 R17 Bs 634.384.000; el Continental 195/60 R15 Bs 286.394.000.

Economistas estiman que el cierre de la inflación este 2018 podría sobrepasar los 200.000%. No obstante, las autoridades no han tomado medidas que ayuden a mejorar la situación, sino que han anunciado una reconversión monetaria que entrará en vigencia a partir del 4 de agosto, la cual, por definición de teoría económica, no tendrá ningún efecto sobre la variación de precios en la economía, igual que lo ocurrido con la reconversión del año 2007, cuya consigna fue, irónicamente, “un bolívar fuerte”.

Comentarios

comentarios