article-thumb
   

“Inflación pulverizó billetes”: Los precios que evidencian la locura económica

Luis De Jesús | 11 febrero, 2018

Caracas, 11 de febrero.- La inestable situación  económica venezolana, marcada por una inflación que repunta diariamente, ha generado que se origine una disparidad de precios en el mercado, de los cuales muchos de ellos son tasados a precio del dólar negro.

Lea también: Minar bitcoins: El titánico y rentable emprendimiento que pocos pueden costear

En Venezuela, con los 45 mil bolívares que invierte un ciudadano para comprar una sola empanada en la calle podría comprarse una gandola de gasolina de 36 mil litros, y aún quedaría dinero para adquirir algunos caramelos. Un reflejo más de la distorsión económica que se vive en el país. Para el mes de octubre del 2017, con 36 mil bolívares -lo que vale una gandola de gasolina- se podía comprar un cartón de huevos. En la actualidad, la postura de gallina por cartón se consigue en más de 400 mil bolívares.

Un aspecto a resaltar, es que todo esto se debe también implica las políticas económicas erróneas impulsadas por el gobierno de Nicolás Maduro y su insistente negativa en adecuar los precios de los servicios subsidiados a la realidad económica del país.

Recientemente fue actualizado el precio de las cajas que son vendidas a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) a un precio final de venta al consumidor de 25 mil bolívares, cuando en las calles es vendido un kilo de arroz en 90 mil bolívares o en algunas carnicerías un kilo de carne molida sobrepasa los 300 mil bolívares.


El presidente de la Comisión de Políticas Financieras y Tributarias de la Asamblea Nacional, Rafael Guzmán, informó el pasado 7 de febrero que la inflación acumulada en Venezuela para el mes de enero fue de 84,2%. En ese mismo periodo de tiempo, el incremento de la familia actual de billetes fue solo de 0,58%, según cálculos realizados por El Cooperante en acompañamiento del economista Jesús Casique.

“La inflación ya pulverizó los billetes en circulación de la familia actual, los billetes tuvieron que haber incrementado en la misma cantidad”, indicó Casique a esta redacción. En este escenario, consideró que el sistema de precios está destruido y criticó el control de cambiario y de precios del año 2003.

Esta distorsión económica se debe, según el experto, a los controles cambiarios establecidos en el país. “Ya cumplimos 15 años de controles arcaicos, la solución la tiene el Banco Central de Venezuela que no ha mostrado ninguna voluntad al respecto, hay una escasez de efectivo porque la hiperinflación aniquiló el cono monetario, ya la moneda no tiene valor”, manifestó.

Por su parte, el economista Ángel Cacique tildó esta situación de “absurda” desde el punto de vista racional, dado al problema de problema de producción y los costos asociados a la producción de gasolina. En el caso del ticket de boleto simple del Metro de Caracas, el costo de producción supera el costo nominal que pagan los usuarios, que es de tan solo 4 bolívares.

 

Comentarios

comentarios