article-thumb
   

Ingeniero José Aguilar: “Maduro está canibalizando la infraestructura eléctrica del país”

Elizabeth Fuentes/Especial desde Washington | 1 abril, 2019

Caracas.- José Aguilar lo predijo el 3 de agosto del 2018: “Estamos en puertas de un gran apagón nacional”. Y lo alertó poco después en su cuenta de Twitter: “Peligro para Caracas. 87 % de sus MW indisponibles. Eso hace que la transmisión desde Guri para ella esté al rojo vivo…Cualquier falla puede ocasionar otro apagón…Caracas y su electricidad en las manos de Dios”. Pero nadie en el Gobierno le hizo caso.

Le puede interesar: Lo que oculta el mensaje pronunciado por Jorge Rodríguez la tarde de este domingo

Hoy, con esa misma certeza, el ingeniero venezolano y consultor internacional de Sistemas Eléctricos, José Aguilar, asegura que “Los 30 días decretados por Nicolás Maduro para superar la emergencia eléctrica no serán suficientes. Es posible que el racionamiento se prolongue porque el deterioro del equipamiento del sector eléctrico nacional no se detiene y porque la brecha de no suministro va a aumentar. Con un plan de racionamiento apenas lograrán que la tasa de deterioro se achique un poco, pero no va a ser suficiente para solucionar lo que haya que solucionar”.

Para el ingeniero Aguilar los recientes daños infligidos a la infraestructura eléctrica no se podrán reparar en 30 días. “A lo sumo se le estarán dando algunos paliativos. Todo ello requiere de mucho esfuerzo, mucho dinero, mano de obra calificada y repuestos…Esperemos que tengan repuestos”.

Aunque, asegura, conoce de buena fuente que el Gobierno está enfrentando la crítica situación de energía a costa de canibalizar la infraestructura eléctrica existente: “Ya se sabe que están moviendo turbinas que tenían en Vargas y se las están llevando a Maracaibo. También se está manejando la propuesta de descuartizar una planta en Bachaqueros, la Planta Térmica de Occidente que es la más costosa del mundo pero no ha alumbrado ni un bombillo…se calcula que pudo haber costado más de 3 mil millones de dolares…”


– Por supuesto, usted no cree en ninguna de las versiones que ha dado el gobierno para justificar la catástrofe en que se encuentra el país.

– No. El “ataque eletromagnetico” del 7 de marzo resultó ser un vulgar incendio debajo de las lineas del Guri de 765 KV…un sitio que está militarizado, pero no cortaron el monte. Eso gatilló el evento del apagón nacional. Y posterior al apagón del 25 de marzo nos dimos cuenta de que habían desaparecido cerca de 800 MV termoeléctricos, producto de los alocados e irresponsables actos para restablecer la carga en el país, y eso afectó a las plantas eléctricas. No sabemos en estos instantes, a partir del 25 de marzo qué más se ha dañado de esos Megavatios que quedaban.

Para Aguilar, la corrupción y la impericia han hecho retroceder al país 20 años en cuanto a demanda eléctrica se refiere y asegura que la crisis actual va a impactar el PIB: “Este año habrá una contracción económica superior al 30%.”

Pero las malas noticias no terminan allí, porque de acuerdo al minucioso seguimiento que lleva a cabo el ingeniero Aguilar de la temperatura planetaria y la posición del sol, desde el 25 de febrero y hasta el 31 de mayo las temperaturas van a aumentar en el país. “Venezuela parece estar en un verano bastante pronunciado. Hay fuegos en los bosques y eso crea un fenómeno muy grave para el agua y los embalses de generación hidroeléctrica, porque va a ocurrir una gran pérdida de agua por el fenómeno de evaporación. Esas son pérdidas naturales y hace que las demandas suban, pero todo eso le va a poner un mayor requerimiento de consumo al maltrecho sector eléctrico. Eso mismo se repetirá en la tercera semana de agosto y durara hasta octubre…”.

Pero también tiene buenas noticias: Aguilar y otro experto, Miguel José Lara, han elaborado un proyecto que promete rescatar y adecuar el sistema eléctrico venezolano en cinco años, a un costo de 15 mil millones de dolares, “incluido el mantenimiento mañana tarde y noche. Levantamos al final de cinco años y podremos soportar un consumo casi el doble de lo que necesitamos…”

Buena noticia que ocurriría solamente luego de otra buenísima noticia, esa que muchos esperan con la misma ansiedad con que aguardan que les llegue la luz.

Comentarios

comentarios