Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

La Lupa

Ingrid Gomes: "Las mujeres abusadas no podemos callar lo que estamos viviendo"

El juez de la causa desestimó un informe forense vaginorrectal que prueba abuso sexual y la Fiscalía presentó una apelación. "Ingrid fue drogada y en su testimonio original no habla de violencia sexual porque no recuerda lo ocurrido durante tres horas", dice Urimary, hermana de la víctima

Caracas / Foto Portada: Cortesía.- La historia de vida y supervivencia de Ingrid Gomes conmocionó al país y a la opinión pública el 15 de diciembre de 2020. La joven de 20 años fue atacada por su expareja, José Luis Cámara Da Silva, quien la drogó, agredió brutalmente e intentó asesinarla. Ingrid está viva de milagro y pese a que su agresor está tras las rejas, sus familiares denuncian que en la audiencia preliminar se cometen irregularidades que atentan contra el debido proceso y que podrían beneficiar a su atacante. "Tenemos que demostrarle al país lo que estamos viviendo. No podemos callar. Tenemos que perder el miedo", dice Ingrid.

Lea también: Pareja de Giannelly Pirrongelli intentó ocultar su crimen diciendo que falleció por coronavirus

El pasado viernes 23 de julio se llevó a cabo la audiencia preliminar del caso a cargo del Tribunal Tercero de Control de Violencia. La hermana de la víctima, Urimary Gomes denunció en conversación telefónica con El Cooperante que el juez Nelson Mosquera desestimó medios probatorios que corroboran que existió violencia sexual en el ataque y solo admitió femicidio agravado en grado de frustración.

"El juez se mostró parcializado o en sintonía con los abogados del muchacho. No entendemos por cuál razón desestimó informes médicos, el informe forense y las fotografías de mi hermana que muestran el estado en el que llegó al hospital. Todos estos elementos se introdujeron en el momento debido, pero el juez los está desestimando, admite femicidio y desestima violencia sexual", rechazó.

La abogada de Ingrid les advirtió que si el proceso sigue su curso con esta irregularidad, podrían pasar a la etapa de juicio, pero solo con el delito femicidio.

"Ingrid fue drogada y en su testimonio no habla de violencia sexual porque no recuerda lo ocurrido durante tres horas. El examen toxicológico que le hicieron en el Hospital Pérez Carreño fue el 18 de diciembre, habían pasado cuatros días del ataque, ya ella había recibido ocho concentrados de plasma y cuatro trasplantes de sangre. Al hacerle la prueba no se encontró la sustancia con la que fue drogada", comentó.

Entre los medios probatorios desestimados por el juez, se encuentran el informe forense que muestra que Ingrid sufrió trauma vaginorrectal y los informes médicos que sustentan que tuvo que ser reanimada porque su hemoglobina llegó a 4.0.

"Estuvo muy mal porque sufrió una hemorragia interna que no sabíamos de dónde provenía, fue detectada días después en el Hospital de Clínicas Caracas y fue producto de una fractura. Le hicieron una laparotomía exploratoria y así fue que le pudieron salvar la vida, la tuvieron que operar de emergencia y gracias a Dios está con nosotros".

La noche del pasado domingo se realizó un tuitazo para hacer visible en la red social las irregularidades que se están cometiendo en el caso de Ingrid.

"El agresor José Luis Cámara Da Silva está acusado de femicidio agravado en grado de frustración, violencia sexual y amenaza, pero están ocurriendo una serie de irregularidades: desestimó de violencia sexual, los exámenes médicos y sobresee el delito de amenaza a manos del juez Nelson Mosquera del tribunal tercero de control de violencia", suscribe uno de los mensajes.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Horas después, el fiscal general Tarek William Saab dijo que el Ministerio Público ejercerá el recurso de apelación.

"El juez de control desestimó la violencia sexual y los informes médicos promovidos en la acusación fiscal. Ante esta actuación del tribunal -que pone en riesgo los derechos de la víctima a obtener justicia- el Ministerio Público ejercerá el recurso apelación", escribió en su cuenta Twitter.

"No podemos callar"

En un breve mensaje enviado a la redacción de El Cooperante, Ingrid Gomes pidió a las víctimas de violencia denunciar ante las autoridades y perder el miedo.

"Mujeres: quiero decirles que estoy viva y quiero servir como ejemplo de que sí se puede, Juntas somos más. Tenemos que hacer valer nuestros derechos. Tenemos que demostrarle al país lo que estamos viviendo. No podemos callar. A las mujeres que lastimosamente han pasado una situación como la mía, les digo que denuncien. No estamos solas. Tenemos un sistema judicial que nos escucha. Si luchamos, se puede hacer justicia. Les mando fuerza de mi parte y motivación para seguir luchando, tenemos que perder el miedo", dijo.

No le bastó un "como amigos"

Sobre la relación entre Ingrid y José Luis, Urimary comentó que habían terminado dos meses antes del intento de femicidio. La joven decidió poner punto final al noviazgo marcado por episodios de agresión física.

"Ella le había terminado, pero él seguía cortejándola, incluso la buscaba en el trabajo y están de testigos los compañeros de Ingrid. Llegaba con flores, globos y peluches para intentar reconquistarla, pero ella nunca se los recibió y siempre le decía que como amigos", aseveró.

Una semana antes del terror que casi le costó la vida, Ingrid accedió a una invitación que le hizo la familia de José Luis: "La mamá de José Luis la invitó a un bautizo, pero ella fue con mis papás porque existía una relación de cariño entre los padres, fueron todos y ellos estaban en plan de amigos".

Sin embargo, unos días antes, ambas -Urimary e Ingrid- recibieron amenazas telefónicas y advertencias de que la vida de Ingrid corría peligro.

"Pensamos que se trataba de mensajes de presos extorsionando por dinero, ella no le prestó atención y bloqueó el número, pero luego me escribieron a mí. Los mensajes decían que sacáramos a Ingrid de Caracas, que le iban a hacer daño, que sabían todo de nosotras, pero yo también bloquee el número. No conforme, le escribieron a mi novio diciendo que mi hermana no se iba a salvar y que nos tenían ubicadas, llegó el domingo y pasó lo que pasó".

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Pese a que José Luis parecía un hombre "tranquilo", sufría ataques de ira. Urimary contó que la relación terminó luego de que Cámara Da Silva le dio una cachetada a Ingrid delante de sus papás.

"Estaban en la casa de él y se volvió como loco, el papá se lo tuvo que quitar de encima a Ingrid porque le pegó una cachetada y la estaba ahorcando, eso consta en las declaraciones de sus padres. Por eso terminaron, en ese momento él se mostró tranquilo, no fue agresivo", aseveró.

José Luis es adoptado y su padre biológico maltrataba a su mamá cuando estaba embarazada.

"Si le contestas a tu mamá, nos matamos"

La noche del 14 de diciembre Ingrid tenía que ir a Farmatodo en Caracas y José Luis se ofreció a llevarla. Para Urimary, él lo había planeado todo y solo esperaba el momento preciso para atacarla.

"Tuvo que planearlo. Esa noche, cuando él la fue a buscar, mi hermana le dijo sube para que saludes a mi mamá, y él le preguntó: ¿tu mamá sabe que vas conmigo?; y ella le respondió: claro, ellos saben a dónde voy y más a esta hora".

Cuando llegaron a Farmatodo, Ingrid compró y al subirse al carro, José Luis le ofreció agua. Tras beber el líquido comenzó a sentir que perdía el control de su cuerpo, se sentía somnolienta y no podía hablar bien. Perdió el conocimiento y cuando despertó estaban vía hacia El Junquito.

En medio del pánico, sus padres también estaban preocupados porque no sabían dónde estaba Ingrid. José Luis la amenazó con lanzarse por un barranco si ella atendía el teléfono: "Si le contestas a tu mamá, nos matamos".

Pese a su estado, Ingrid vio una alcabala de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), abrió la puerta del carro y trató de lanzarse, al tiempo que le pedía ayuda a los militares. “Auxilio, me quiere matar”, gritó.

José Luis la agarró por el cabello y siguió manejando. Ingrid rodó varios metros  hasta que los funcionarios GNB lograron interceptar el vehículo.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Pero una vez más, para José Luis no fue suficiente. Al ser detenido, agarró una botella de cerveza que tenía en el carro y cortó a Ingrid en el cuello e incluso le cortó la mano a uno de los GNB con la misma botella. Ingrid fue trasladada de emergencia al Hospital Pérez Carreño y José Luis fue detenido en la sede de la GNB en El Junquito.





Artículos relacionados

Destacados

La Administración de Iván Duque dijo que no puede mantenerse en silencio ante las arbitrariedades y excesos de una dictadura

Deportes

Venezuela cerró la fase de grupos en el segundo lugar del grupo A con siete puntos

Destacados

Abdo Benítez dejó clara la postura de Paraguay de desconocimiento a la Administración de Maduro

Destacados

Lacalle Pou dijo que participar en la Cumbre de la Celac "no significa ser complaciente"