article-thumb
   

Luis Vicente León calcula que quienes bachaquean tres días de la semana ganan Bs. 60.000 mensuales

Admin

Ana Rodríguez Brazón.-  La distorsión económica en Venezuela ha llegado a niveles que no terminan de sorprender a los consumidores, quienes día a día hacen lo imposible por sobrevivir en un país donde la escasez alcanza el 58,4% y los llamados bachaqueros  se aprovechan para vender los productos a precios exorbitantes.

Según Luis Vicente León, presidente de Datanálisis, una persona que se dedique al bachaqueo puede invertir 400 bolívares y ganar alrededor de cinco mil 600 bolívares. “Si va tres veces por semana a bachaquear puede lograr ingresos de 60.000 bolívares mensuales”.

A pesar de lo rentable que resulta para los que se dedican a hacer colas por horas para luego revender el producto, quienes no tienen tiempo para esta práctica son los más afectados. En primer lugar porque se encuentran ocupados y cuando van al mercado no consiguen lo que buscan y luego porque el nuevo precio supera el presupuesto.

En un reportaje audiovisual de El Nacional, una mujer identificada como bachaquera, asegura que lo rentable del negocio y la necesidad la ha llevado a involucrarse en la práctica.  Sus precios no son parecidos a la realidad, por ejemplo un paquete de pañales con un precio de bs 170  lo revende en bs 350, excusándose que hace cola desde las 6 a.m. El detergente con un precio de bs 32 lo vende en bs 350.

A esta distorsión se suma que la escasez en mayo de artículos esenciales llegó a 60,7% según el estudio Desabastecimiento en Venezuela elaborado por Datanálisis. La investigación indica que el sobreprecio en abril para obtener la cesta básica completa subió a 57%.

León explicó que hace ocho años cuando comenzaron a analizar las fallas de artículos la ausencia se situaba en 32,3% y en lo que va de año el promedio es de 58,4%.

En abril pasado la escasez de leche en los establecimientos llegó a 60,1%, la de pollo a 50,1%, la de café a 49,8% y la de carne de res a 45,1%.

En mayo la ausencia de aceite de maíz en los negocios fue de 95%, la de aceite de mezcla vegetal fue de 94%, la de café y leche de  84% cada uno. La carne de res faltó en 64% de los locales: “Lo que indica que la escasez es grave”, sentenció León.

Para que sobrevivan los bachaqueros es necesario que alguien les compre y ante la escasez hay quienes prefieren llenar su almacén pagando entre cinco y 10 veces más en el mercado negro.

Comentarios

comentarios