article-thumb
   

Investigan a exdiplomático español por blanqueo de capitales a través de Pdvsa

El Cooperante | 20 mayo, 2019

Caracas/Foto de portada: Reuters.- El exembajador de España en Venezuela, Raúl Morodo, fue acusado este lunes por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz a instancias de la Fiscalía Anticorrupción de España, por el delito de blanqueo de capitales a través de la estatal Petróleos de Venezuela.

Le puede interesar: Trabajadores quedarán en la calle: el Gobierno saqueó Aeropostal y ahora pretende liquidarla

En un operativo de la Fiscalía Anticorrupción de España y la Policía Nacional de España, resultaron detenidas “cuatro personas, entre ellas, Alejo Morodo, hijo de Raúl Morodo, y de otras tres personas del entorno de ambos y que les ayudaron a aflorar el dinero. Se les atribuye el blanqueo de al menos cuatro millones de euros extraídos ilícitamente de Petroleos de Venezuela”, según reveló José Antonio Hernández en un trabajo de El País. 





Aunque no se tiene prevista la detención de Raúl Morodo por su avanzada edad, una investigación ha determinado que el exdiplomático, a través de su hijo, blanqueó dinero de Pdvsa a través de falsos asesoramientos.

“Alejo Morodo Cañeque, bajo la sombra de su padre Raúl, cobró, al menos, 4 millones de euros de Pdvsa a cambio de falsos asesoramientos realizados entre los años 2008 y 2013. Así consta en contratos y facturas a los que ha tenido acceso El País y que forman parte de las pesquisas. La relación entre el gigante del petróleo venezolano y el hijo del embajador se inició precisamente después de que el diplomático socialista Raúl Morodo dejara su puesto de embajador en Caracas”.

El primer contrato entre la petrolera y Alejo Morodo se firmó el 18 de agosto de 2008. Se hizo entre Juan Carlos Márquez Cabrera, en representación de Pdvsa, y la sociedad Aequitas Abogados Consultores Asociados, S. L., con domicilio en la madrileña calle Fortuny. En el documento se establecía que Alejo Morodo cobraría 700.000 euros (660.000 en concepto de honorarios profesionales y 40.000 por gastos reembolsables). El objeto de este y los siguientes contratos, todos firmados en Caracas, era, según su tenor, “la asesoría a la compañía del despacho de abogados de Alejo Morodo en sus actividades en España y Portugal para el continente europeo”.





Puede leer el trabajo completo haciendo click aquí. 

 

 

Comentarios

comentarios