article-thumb
   

Iván Simonovis, el “prisionero rojo” que fue detenido hace 11 años en Maracaibo

Christhian Colina

El Cooperante.- Hace 11 años, específicamente el 22 de noviembre de 2004, fue detenido el comisario Iván Simonovis, por una comisión de la Dirección General Sectorial de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip), ahora Sebin, en el Aeropuerto Internacional de La Chinita en Maracaibo, estado Zulia. La medida se realizó sin la existencia de una orden de aprehensión.

¿De qué se le acusaba?

En abril de 2002, Simonovis era asesor de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía Mayor durante la administración de Alfredo Peña.

Fue procesado por ser junto a otros funcionarios, los presuntos responsables de las muerte de Erasmo Sánchez y Rudy Urbano Duque, durante los hechos de violencia en el centro de Caracas el 11 de abril de 2002.

Crónica de una sentencia anunciada

El 20 de febrero de 2006 inició el juicio en el que terminó siendo declarado culpable por la entonces juez 4° de Juicio del estado Aragua, Marjorie Calderón.

La actual presidenta de la Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), luego de casi tres años de juicio -el 3 de abril de 2009-, decidió que Simonovis y los comisarios Lázaro Forero y Henry Vivas, eran culpables, por lo que les dictó una pena de 30 años de cárcel en El Helicoide, lugar del que Simonovis fue trasladado en febrero de 2013 al Centro Nacional de Procesados Militares (Cenapromil), en Ramo Verde.

“Condenó a los ciudadanos Iván Simonovis, Henry Vivas y a Lázaro Forero, a cumplir la pena de 30 años de prisión, al pago de las costas procesales, más las accesorias de ley correspondientes, como Cómplices Necesarios en la comisión de los delitos de Homicidio Calificado (complicidad correspectiva), Homicidio Calificado Frustrado (complicidad correspectiva), y Lesiones Personales Graves y Leves (complicidad correspectiva), todos del Código Penal”, dice parte de la sentencia.

El 19 de abril de 2014, una juez de ejecución le otorgó al otrora Inspector de la Policía Técnica Judicial (PTJ), ahora Cicpc, una medida de casa por cárcel por razones de salud.

Comentarios

comentarios