Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Destacados

Jesús Armas arranca sonrisas con molinos de viento en el Parque del Este

En un día bueno, ha llegado a vender hasta dos docenas de juguetes

Caracas / Foto Portada: Anaisa Rodríguez.- A sus 74 años, Jesús Armas no conoce lo que es descansar, pues ocupa gran parte de su tiempo libre a fabricar molinos de viento para venderlos en el Parque del Este. Desde hace más de 20 años se ha dedicado a construir juguetes con materiales reciclables para los más pequeños de la casa y los ofrece con una gran sonrisa. «Empecé a fabricar molinos de viento para vender y desde hace un tiempo los hago con radiografías. Estos materiales me los regala un doctor de Petare y yo a cambio le doy juguetes para que los niñitos no lloren en la consulta«, dice.

Lea también: Marino Alvarado: Deterioro de la FAES amerita su disolución y no una reforma

Desde principios de 2019, el parque ubicado en la avenida Francisco de Miranda es el lugar que Jesús eligió para vender sus juguetes. Anteriormente los ofrecía en Petare, el Cementerio y Catia. Volvió a los espacios verdes hace 15 días, ya que estaba cerrado por la cuarentena desde marzo.

Quienes visitan el parque pueden conseguirlo frente al jardín xerofítico, muy cerca del cafetín. Unas arrugas se asoman por el tapabocas que usa para respetar las medidas de bioseguridad. Una gorra de Inparques color verde para cubrirse del sol no logra esconder las canas del hombre que nació hace más de 50 años en Caracas.  Viste un pantalón blue jeans del Central Madeirense y una camisa de vestir de botones color azul claro, con el logo de X-Carel C.A.

Jesús construye los juguetes con materiales que consigue en la calle: las ruedas son tapas de envases de chimó, los adornos los elabora con trozos de CD´s, papel de regalo y papeles de Fructus. Para los carritos usa envases de aceite para carros que consigue en talleres mecánicos y palitos que recoge del parque; estos últimos son esenciales para completar su producto.

Contó a El Cooperante que aprendió a construir molinos de viento por «mera curiosidad» hace más de 20 años.

«Eso yo lo vi en un libro de matemáticas y me llamó la atención. Empecé a fabricar molinos de viento para vender y desde hace un tiempo los hago con radiografías. Estos materiales me los regala un doctor de Petare y yo a cambio le doy juguetes para que los niñitos no lloren en la consulta. Antes los buscaba en clínicas y hospitales, siempre me los han regalado», expresó.

Jesús no conoce el nombre del doctor, pero lo ve frecuentemente. Los molinos sencillos los vende en 50 bolívares, mientras que los carritos los vende en 400 mil bolívares, o dos por 1 dólar. En un día «bueno», ha llegado a vender hasta 24 modelos diferentes.

Los años de vejez de Jesús transcurren entre su trabajar como vigilante nocturno y los fines de semana vende los juguetes que fabrica en tan solo cuatro horas.

«Ahorita estoy de vacaciones, en enero comienzo otra vez a trabajar 12 horas de noche de vigilante, pero en mi tiempo libre me dedico a descansar y fabricar los juguetes que vendo solo los fines de semana. Como ya estoy práctico, construyo una docena de los molinitos en 3 o 4 horas», dijo entre risas.

Por ahora, solo tiene molinos y carritos porque no ha podido conseguir materiales para hacer las maraquitas que también le «gustan mucho a los niños».

«Una vez le dije a una señora que eran 50 000 bolívares y me dio 200 000, porque le pareció muy económico», confiesa.

Jesús no habló de su esposa o de si alguna vez estuvo casado, pero sí de sus 4 hijos.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

«Todos están grandes, el mayor es comerciante como yo y se fue a probar suerte en el interior, vive en Maturín. A los otros tres los veo poco porque cada uno hizo su vida y siempre están ocupados».

Vive en Caucagua, estado Miranda, pero los días que trabaja en Caracas se queda con su hermana en La Bandera.

«Ya mañana es cuarentena radical y me toca irme a la casa. Paso por allá unos días porque me toca venirme cuando sea flexibilización el 3 de diciembre. Y así estaré mientras siga esta enfermedad. Vamos poco a poco y vamos seguro. Allá en Caucagua solo descanso porque no hay venta, la gente es diferente».

Pese a la timidez que lo caracteriza, se ofreció a explicar en un video cómo construye los molinos, para luego despedirse con la señal de puño y un «muchas gracias».

La magia de la cadena de favores

En un día bueno, ha llegado a vender hasta dos docenas de juguetes

La abogada egresada de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) Gabriela Arocha visita el Parque del Este cada vez que puede para trotar con varios amigos, y conoció al señor Jesús el pasado 8 de noviembre. Ver cómo se gana la vida la conmovió a tal punto, que decidió compartir unas fotos de su trabajo en Twitter.

Tras la publicación, varias personas contactaron a Gabriela para sumarse a la cadena de solidaridad con Jesús

«Todo esto ha sido maravilloso, una amiga de Twitter que no conozco en persona porque vive en Berlín, me contactó cuando vio la foto, donde pedí ayudar al señor Jesús y le mandó un generoso donativo en dólares», dijo Gabriela a El Cooperante.

«Él simplemente no lo podía creer, su cara de asombro y agradecimiento fue un poema. Lo primero que hizo luego de agradecer fue preguntar ¿cuántos bolívares son estos? y le dije que es muchísimo más de lo que hace a diario, y casi se caía para atrás».

La satisfacción de poder dar una mano amiga a quien lo necesita, no tiene precio, dice Gabriela. Confesó sentirse un poco preocupada porque el señor Jesús parece desconocer cómo se manejan las compras en dólares.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

«Espero que no vaya a ir solo cuando tenga que comprar, pero me dijo que era el mejor aguinaldo que le habían dado en la vida. Pese a que responde en monosílabos, es muy humilde y cariñoso y habló un rato conmigo. Es una belleza, mis amigos y yo estábamos que llorábamos de la alegría de verlo tan feliz», celebró.

La próxima semana que abra el parque, Gabriela planea hacerle llegar un pequeño mercadito para seguir ayudándolo y continuar con la «magia de la cadena de favores».

Artículos relacionados

Destacados

Autoridades estiman que cerca de 6.500 hondureños salieron el viernes con el objetivo de llegar a Estados Unidos

Destacados

La COVID-19 ha causado más de 209 000 muertes en Brasil

Destacados

Caracas / Foto Portada: Cortesía.- Este sábado, la Administración del presidente saliente Donald Trump ordenó la 13ra ejecución federal desde julio en Estados Unidos,...

Destacados

El aeropuerto y parte de la ciudad están sin servicio eléctrico entre los escombros