article-thumb
   

Jhonnathan Marín, el alcalde chavista vinculado a millonarios “guisos” con Pdvsa

El Cooperante | 6 noviembre, 2017

Caracas, 6 de noviembre.- La empresa Cuferca está presuntamente involucrada en casos de corrupción para lograr obtener contratos con sobreprecio en Pdvsa. Su dueño es Carlos Enrique Urbano Fermín, asociado con Nelson Bustamante, Carlos Enrique Hernández Zamora y los hermanos Carlos Esteban y Carlos Eduardo Urbano Fermín.

Lea también: Cuferca, la empresa con guisos en Pdvsa y cuyos dueños financiaron concierto de Maluma 

El portal Aporrea reseñó que Cuferca mantiene una relación de negocios con el alcalde de Guanta, Jhonnathan Marín, la cual quedó demostrada en febrero y marzo de 2017 tras realizarse varios allanamientos (por otra investigación por la adquisición de monoboyas) en los que hallaron contratos adjudicados por Petropiar, Petrocedeño y Petromonagas, empresas mixtas de la Faja, a las compañías de la esposa del alcalde.

Estos negocios han permitido a Marín llevar una vida de lujo y derroche, que para nada es acorde con el salario que devenga un alcalde en Venezuela. Aporrea señaló que es responsable de un presunto plan de socavamiento de la industria petrolera, el cual se habría concretado con la conformación de “empresas de producción social” de la Alcaldía de Guanta, construcción de obras y financiamiento de proyectos, lo que contribuyó a escalar a Marín.

Su pasado

Jhonnathan Marín proviene de una familia adeca, pero desde el 2004 se puso su camisa roja. Fue chofer de Nelson Moreno, actual gobernador encargado. Lo definen como un experto en poder asegurar la colaboración “voluntaria” y permanente de funcionarios en la obtención de contratos o favores.

Uno de los nexos de Marín con el grupo Urbano Fermín abarca la financiación de la presentación del cantante colombiano Maluma en Guanta durante el Carnaval de 2016. Cuferca también costeó los altos honorarios del abogado penalista José Rafael Parra, hoy preso en el Sebín y acusado de pertenecer a una supuesta red de extorsión del antiguo Ministerio Público. El jurista defendió a Jhonny, el hermano de Jhonnathan, imputado por varios delitos, incluyendo extorsión y porte de arma de fuego.

También acostumbra a viajar con frecuencia a Estados Unidos a bordo de aviones privados, ya que su esposa e hijos viven en el estado de la Florida. Marín también es socio de Constantino Bonaduce, quien es dueño y operador de una especie de puerto aéreo en Barcelona llamado Aerocentro. Contratación donde figura el nombre de Hebert García Plaza.

Su mansión en la urbanización Las Villas, de Lechería, costó alrededor de 2,5 millones de dólares. Aseguran que Cuferca no tiene como justificar la inmensa flota vehículos, incluyendo maquinaria pesada, grandes fincas, edificios, mansiones, aviones, yates, dentro y fuera de Venezuela.

Le puede interesar: Privan de libertad a dos hombres por ayudar en la fuga del alcalde chavista de Guanta

Marín escapó del país hacia Colombia, desde el cruce fronterizo de Paraguachón, en el estado Zulia, el  pasado jueves 2 de noviembre y en la huída colaboraron dos hombres, incluyendo un oficial de la Guardia Nacional (GN) y un comerciante del estado Zulia, quienes fueron detenidos. El pasaporte de Marín fue presentado para ser sellado por un oficial de la GN en el puesto de migración del Saime en la localidad fronteriza de Paraguachón. Se trata del capitán Víctor Alejandro Pimienta Salazar, de 31 años de edad, quien obtuvo su ascenso en diciembre pasado. Pimienta, según la información inicial habría trabajado en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), y es hombre de confianza de Hugo “El Pollo” Carvajal.

Pimienta y el comerciante zuliano Juan Ignacio Bracho Pereira (procesado en 2014 por acaparamiento de alimentos) también escoltaron y acompañaron a Jhonnathan Marín para concretar la presunta huida que se presume tuvo apoyo de otras autoridades. El mandatario local fue visto, horas antes de comprobarse su fuga, en el puesto fronterizo donde informó que intentaba viajar hasta la capital colombiana, Bogotá, pese a la medida administrativa que restringía sus movimientos.

Comentarios

comentarios