article-thumb
   

Kerry: Obama y Castro tomaron decisión valiente de dejar de ser prisioneros de la historia

El Cooperante

EFE.- “No hay nada que temer, ya que serán muchos los beneficios de los que gozaremos cuando permitamos a nuestros ciudadanos conocerse mejor, visitarse con más frecuencia, realizar negocios de forma habitual, intercambiar ideas y aprender los unos de los otros, dijo en español el secretario de Estado de EE.UU, John Kerry, durante su discurso en la ceremonia oficial de inauguración de la embajada gringa en La Habana.

Asimismo sentenció que una “democracia genuina” en la que puedan “elegir libremente a sus gobernantes” es la mejor opción para los cubanos, aunque es a ellos a quien corresponde definir su futuro.

“Nuestras políticas del pasado no han conducido a una transición democrática aquí en Cuba. Sería poco realista esperar que la normalización de relaciones tenga un impacto transformador en el corto plazo”, señaló.

Confesó sentirse “en casa” en la embajada estadounidense en La Habana, que ha quedado inaugura formalmente este viernes, en “una jornada para dejar a un lado viejas barreras y explorar nuevas posibilidades”.

635751694630015618mKerry, primer jefe de la diplomacia estadounidense que llega a Cuba en 70 años, señaló que esta normalización sucede como resultado de la “valiente” decisión de los presidentes Barack Obama y Raúl Castro de dejar de ser “prisioneros de la historia” y enfocarse en el presente y el futuro de ambas naciones.

En su discurso recordó además momentos clave en la difícil relación de los dos países, enemigos durante más de medio siglo, y el cierre de la misión diplomática en 1961 tras la ruptura de relaciones.

635751697172799318m“Entre los que quedaron en la embajada estaban tres marines: Larry Morris, Mike East y Jim Tracey”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, refiriéndose a los soldados que arriaron la bandera norteamericana el 4 de enero de 1961 y quienes regresaron a La Habana para entregarla a otros tres marines jóvenes que la volvieron a izar hoy, 54 años después.

635751694658251437m
“Mis amigos, no se necesita un GPS para darnos cuenta que el camino de mutuo aislamiento y alejamiento que los EE.UU. y Cuba han seguido no es el correcto y que ha llegado el momento de movernos en una dirección más promisoria”, insistió.

“Décadas de buenas intenciones a un lado, las políticas del pasado no han llevado a una transición democrática en Cuba. Sería igualmente poco realista esperar que la normalización de las relaciones (con Cuba) tenga un impacto transformador a corto plazo”, dijo.

Comentarios

comentarios