Connect with us

La Lupa

José Guerra cree que el gobierno tiene músculo para llevar el salario mínimo a cien dólares

"Sí, creo que podrían ser 100 dólares como salario mínimo para la administración pública. Le costaría al Estado unos 6 mil 600 millones de dólares al año, tomando en cuenta que son 5 millones 500 mil empleados entre activos y pensionados, porque la nómina del sector público se ha reducido y son menos de 3 millones. Serían casi 7 mil millones de dólares. Por supuesto, si son 200 dólares sería el doble y no hay manera de financiar eso", dice Guerra

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas / Foto portada: Cortesía.- Una de las alternativas para sacudir la crisis que ha afectado al venezolano durante los últimos años, ha sido la protesta, las marchas y manifestaciones, pacíficas y no pacíficas. El venezolano ha protestado por todo: cambio político, inflación, servicios públicos, delincuencia, por la libertad de presos políticos, etc. Pero con la llegada de la pandemia por COVID-19 y "Venezuela se arregló", el ciudadano se desmovilizó. Sin embargo, durante los últimos meses, la protesta se convirtió en el arma principal del empleado público, que se ha lanzado a la calle para exigirle a Nicolás Maduro que decrete aumento salarial, de una vez por todas.

Lea también: Informe: Venezuela entre la "tranquilidad", el sopor y la modorra

El último aumento salarial que decretó el Gobierno, de 130 bolívares, cumplirá en un par de meses un año. Hoy el salario mínimo equivale a menos de 7 dólares, en la Venezuela inflacionaria donde la canasta básica alimentaria sobrepasa los 400 dólares. Atrás quedó la ráfaga de aumento salariales que marcaron la administración de Maduro entre 2017 y 2019. Y aquella frase de "todo sube porque sube el sueldo", ya está más que enterrada. Según el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), la inflación anualizada cerró el 2022 en 305,7%. Es la más alta de la región y del mundo. El bolívar se devaluó un 73% frente al dólar en 2023.

Sin duda, el bolsillo y el estómago del venezolano común son los que más sufren esta situación, y por eso, miles de empleados públicos, pensionados y jubilados iniciaron una gran cruzada de protestas el pasado 9 de enero. Desde entonces no ha parado. Este jueves 19 de enero saldrán nuevamente a la calle.

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) informó el miércoles que más de 400 protestas se han registrado en Venezuela en los primeros 17 días del mes de enero de 2023. Se incluyen las 28 protestas registradas el martes en al menos 17 estados del país, incluyendo la ciudad de Caracas, donde la mayoría de las exigencias eran mejoras salariales así como de los servicios básicos.

Según indicó en su cuenta de Twitter, los protagonistas de las manifestaciones pacíficas del martes fueron los docentes de las escuelas Fe y Alegría, quienes "salieron a defender los derechos laborales".

Advertisement

Entretanto, Nicolás Maduro aseguró el martes que defenderá el ingreso de los venezolanos "cueste lo que cueste".

"Sin lugar a dudas, ustedes lo saben, las sanciones económicas, la tortura, la asfixia y la persecución económica contra el país ha generado el rebrote de la desigualdad en Venezuela", justificó.

El líder socialista refirió nuevamente a las sanciones: "El país ha dejado de percibir un total de 232 mil millones de dólares en estos últimos años. Perdimos el 99 % del ingreso nacional producto de estás operaciones de tortura, persecución y asfixia".

A su juicio, el Ejecutivo ha podido "mantener" las políticas sociales, aunque reconoció que "hay cosas que se han (visto) afectadas". "El ingreso de los trabajadores se ha afectado y lo hemos defendido de mil maneras, y lo seguiré defendiendo de mil maneras el ingreso de los trabajadores, cueste lo que cueste (…) Más temprano que tarde pasaremos esta fase de parto, de resistencia, a una fase de mejoría sostenida de los ingresos integrales de los trabajadores", exclamó en cadena de radio y televisión.

¿Será posible dolarizar el salario?

La principal exigencia del empleado público es el aumento salarial, pero que se dolarice, para evitar que se convierta en sal y agua. La idea es que el salario mínimo del empleado público alcance, por lo menos, para adquirir la canasta básica que según el último reporte de noviembre del Centro de Documentación y Análisis de los Trabajadores Cenda, costó 3 millones 711 mil bolívares o 386 dólares, al tipo de cambio promedio en ese entonces, que se ubicó en 9,61 bolívares por dólar.

Advertisement

La presidenta de la Central de Trabajadores Alianza Sindical Independiente, ASI Venezuela, Leida Marcela León dijo que este miércoles 18 de enero, las centrales y organizaciones sindicales presentarían una propuesta ante el Ministro del Trabajo, Francisco Torrealba para posteriormente discutirla y llevarla ante Nicolás Maduro, el 20 de enero, para que en el Foro del Diálogo Social, que inicia el próximo 30 de enero, con el acompañamiento de la OIT, se instale la mesa técnica salarial y se fije un nuevo salario mínimo.

“Nosotros pedimos que se inicie con un salario mínimo entre 200 y 300 dólares y, posteriormente, que se hagan análisis para que estos montos se ajusten de manera trimestral", declaró en una entrevista en Globovisión.

El economista y miembro del OVF, José Guerra sostuvo en conversación telefónica con El Cooperante que ahora, el Ejecutivo cuenta con los recursos necesarios para subir el salario mínimo hasta 100 dólares mensuales, y luego ir ajustando poco a poco. Pero el monto deberá modificarse cada vez que varíe el tipo de cambio para que no se lo trague la inflación.

"Sí, creo que podrían ser 100 dólares como salario mínimo para la administración pública. Le costaría al Estado unos 6 mil 600 millones de dólares al año, tomando en cuenta que son 5 millones 500 mil empleados entre activos y pensionados, porque la nómina del sector público se ha reducido y son menos de 3 millones. Serían casi 7 mil millones de dólares. Por supuesto, si son 200 dólares sería el doble y no hay manera de financiar eso", explicó.

De acuerdo a sus cálculos, el Gobierno percibirá 14 mil millones de dólares por exportación petrolera; 2 500 millones de dólares por el Impuesto al Valor Agregado (IVA); 1 500 millones de dólares por el Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras; otros 1 000 millones de dólares por concepto de Impuesto Sobre La Renta; otras exportaciones 1 500 millones de dólares; 1 500 millones de dólares por aduanas y otros; por gasolina percibirá unos 1 700 millones de dólares y "fondos externos", unos 4 000 millones. En total serían unos 27 700 millones de dólares, por lo que tranquilamente podría pagar un salario mínimo de 100 dólares mensuales a cada empleado y trabajador de la administración pública.

Advertisement

Guerra aclaró que siempre tendrá que pagarse en bolívares. "De decretarse un aumento de 100 dólares, este tendría que ser pagado en bolívares porque no hay efectivo ni mucho menos los empleados usan cuentas en dólares. Pero lo importante es que cuando el tipo de cambio se mueva, también se mueva el monto en bolívares. Pero es falso el argumento de que no hay dinero para pagar aumento salarial, sí se puede pagar".

Pese a esta posibilidad, recordó que antes de las sanciones -entre 1999 y 2016- Venezuela recibió por exportaciones unos 950 mil millones de dólares, monto que no percibió ningún país de América Latina y muy pocos del Medio Oriente, pero el país no ahorró para la época de las vacas flacas.

"El Estado no ahorró ni un céntimo sino más bien, triplicó su deuda que pasó de 30 mil a 90 mil millones de dólares cuando se murió Hugo Chávez. Si Venezuela hubiese ahorrado solo 10% tuviera un fondo de 95 mil millones de dólares que servirían para afrontar la crisis. Además, hay muchos otros factores que han contribuido a la pulverización del salario, entre ellos la hiperinflación porque si la moneda no es estable, el salario no lo será".

A su juicio, este es el gran reto, pero sin duda, Maduro debe aumentar el salario mínimo. "No ha aumentado desde marzo de 2022 a la fecha, y la inflación es de 300%, esto quiere decir que no son los salarios los que provocan la inflación".

¿Lo lograrán los docentes esta vez?

De acuerdo con datos de la Federación Venezolana de Maestros, más de 100 000 docentes abandonaron el sistema educativo entre 2015 y 2020. Mientras que, una consulta educativa realizada por FundaRedes en el año 2021 reveló que "55% de los docentes en el país desarrollan otro tipo de actividades para poder cubrir sus necesidades básicas, ya que los salarios como profesionales de la docencia no les permite tener acceso a mejores condiciones de vida”.

Advertisement

Pero, los que quedan tienen meses exigiendo al Ejecutivo que cumpla con sus compromisos. Y una vez lo lograron. Fue el viernes 12 de agosto de 2022, cuando la Administración de Maduro cedió y prometió el pago del 100% del bono vacacional a los trabajadores del sector educativo.

Fue ese pago pendiente el que había sacado a las calles de todo el país, al gremio de maestros. La protesta duró varias semanas.

"Logramos que la próxima semana se esté cancelando con el 100 % del bono vacacional a todos los trabajadores", dijo, al término de una reunión con ministros, el presidente del Sindicato Nacional Fuerza Unitaria Magisterial (Sinafun), Orlando Pérez.

En la reunión participaron la ministra de Educación, Yelitze Santaella; de Educación Universitaria, Tibisay Lucena; y de Trabajo, Francisco Torrealba, quienes no hicieron declaraciones a los medios pero confirmaron la noticia a través de las redes sociales.

"Tenemos un presidente que se ocupa del sector educativo y atiende el llamado de los docentes. Gracias al apoyo incondicional del presidente, la próxima semana se pagará el 100 % del bono vacacional y recreacional de los docentes", indicó Santaella en su cuenta de Twitter.

Advertisement

Este sábado 14 de enero, la vicepresidenta Delcy Rodríguez prometió que Nicolás Maduro daría anuncios importantes en materia salarial, pero hasta el momento de finalizar este reporte nada ha ocurrido.

Rodríguez ofreció las declaraciones luego de que un grupo de maestros afines al chavismo marcharon en Caracas para mostrar su respaldo al Gobierno, sin embargo pidieron buscar alternativas que permitan "recuperar" el poder adquisitivo "en medio de la guerra económica".

La funcionaria recibió el documento y dijo: "Yo recibo estas solicitudes (...) les puedo asegurar que en pocas horas van a saber de nuestro presidente, se los puedo asegurar, con mucha paciencia".

Los docentes han dicho que no dejarán la calle. El que se cansa pierde.

Advertisement




Tendencias