article-thumb
   

José Toro Hardy: Falta de recursos hace insostenible la revolución

Admin

El Cooperante.- La reducción de los recursos provenientes del petróleo hace “insostenible” la continuación de la revolución impuesta por el fallecido presidente Hugo Chávez, consideró el economista José Toro Hardy. “Chávez es un fenómeno petrolero. Sin los recursos petroleros que tuvo, y que le cayeron del cielo, jamás habría podido lograr nada. Pero ese ciclo de inmensos recursos provenientes de petróleo se acabó, y junto con eso se acabó también la revolución, porque este modelo no es sustentable sin unos ingresos petroleros desmesurados”, dijo.

En su análisis, Hardy que fue miembro del directorio de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), precisó que la historia ya ha registrado hechos similares: “Como lo ocurrido en la desaparecida Unión Soviética, donde, entre 1960 y 1977, los precios del petróleo se incrementaron 84%, lo que le permitió a Leonid Brézhnev alimentar su obsesión por extender el comunismo por Europa, y aún más allá, y mantener su poder, pero al asumir el poder Mijaíl Gorbachov en 1985, los precios del petróleo habían caído, y al no contar con tales ingresos no fue posible seguir financiando ese modelo, lo que, a la postre, terminó con la desintegración la Unión de Repúblicas Soviéticas”.

El especialista señaló que, por una coincidencia histórica, cuando Chávez llegó al poder se registró un súper ciclo de “commodity” en el sector petrolero que llevó los precios desde 8 hasta 116 dólares el barril. “Entre 1850 y 2010 se han registrado cuatro ciclos de súper commodities. El último dotó al Gobierno de Chávez de una avalancha de recursos que nunca antes había conocido Venezuela. Lo que él recibió por concepto de petróleo es más que la suma de todos los ingresos petroleros que tuvo el país en los sesenta años anteriores”, precisó.

“Este ciclo de súper commodity, que benefició muchísimo a toda América Latina, se acabó. Lula y los Kirchner fueron el resultado de este mismo fenómeno en Brasil y Argentina, pero ya estamos viendo que esos países también están empezando a tener dificultades económicas”, indicó. En el caso de Venezuela, donde el 96 por ciento de los dólares que ingresan provienen de la venta de petróleo, la situación se ha hecho crítica por la baja del precio del barril de crudo, que oscila alrededor de 40 dólares el barril.

“A mí no me preocupa que bajen los precios. Con 40 dólares por barril deberíamos estar muy bien. El asunto no es cuánto ingresa, sino cómo se gasta y cuánto se gasta. Con el actual modelo, ningún precio es suficiente”, sentenció.

Comentarios

comentarios