article-thumb
   

Joshua Holt, el mormón gringo detenido en El Helicoide que no ve luz en su proceso

El Cooperante

Caracas, 10 de abril.- El misionero mormón estadounidense Joshua Holt, lleva más de año y medio preso en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebín), ubicada en El Helicoide, a la espera del juicio que determine su inocencia o culpabilidad por el presunto porte ilícito de armamento de guerra, terrorismo y espionaje, cargos que enfrenta junto con su esposa Tamara Belén Caleño, ecuatoriana nacionalizada venezolana, con quien se casó en 2016.

Lea también: Aseguran que EEUU no negociará libertad de Joshua Holt con Gobierno de Maduro

Según El Nacional, Holt conoció a Caleño a través de intertnet y llegó a Venezuela el 11 de junio de 2016 para casarse con ella. La pareja tenía dos semanas de haber contraído matrimonio y se residenció en el complejo habitacional Ciudad Caribia, ubicado en Vargas, donde vivía Caleño junto a su pequeña hija, producto de una relación anterior. El 30 de junio de 2016, el estadounidense y su reciente esposa fueron detenidos en un operativo llevado a cabo por los cuerpos de seguridad del Estado. El matrimonio tenía previsto permanecer por varios meses en Caracas, mientras realizaban los trámites de visas para viajar a Estados Unidos, donde fijarían definitivamente su residencia.

Gustavo González López, ministro de Interior y Justicia del momento, indicó que durante la redada encontraron en el inmueble mapas detallados de Caracas, una granada tipo MK2, un rifle de asalto Ak-47, un facsímil de un fusil M4, además de municiones. El actual director del Sebín también comentó que, durante la estadía de Holt en el país, podría haber estado en contacto con bandas criminales, a fin de intentar socavar el Gobierno de Nicolás Maduro.

Desde la reclusión del ciudadano estadounidense, el Departamento de Estado del país norteamericano ha solicitado en múltiples ocasiones su liberación por razones humanitarias, pues ha perdido 27 kilos de peso y presentado diversos problemas respiratorios, como neumonía y bronquitis. Las peticiones no han recibido respuesta hasta el momento por parte del gobierno nacional. “Estoy muy mareado y no puedo pensar, me duele mucho el estómago. Me duele mucho y no sé qué hacer. Nunca me he sentido tan mal”, expresó el misionero en un mensaje de voz publicado por su madre, Laurie Holt, el 11 de diciembre de 2017. Aunado a esto, su defensa ha denunciado la violación de sus derechos al obligarlo a realizar acciones que van en contra de su religión.


Le puede interesar: Asesor del Congreso de EEUU negocia con Maduro la liberación de Joshua Holt

Su audiencia ha sido diferida en más de cinco oportunidades, por lo que el senador estadounidense Dick Durbin, se apersonó en Caracas el pasado miércoles para pedir al Gobierno venezolano su liberación, sin embargo, el también senador, Marco Rubio, ha desmentido cualquier negociación que beneficie al Ejecutivo nacional a cambio de la libertad del ciudadano. En una entrevista ofrecida a la periodista Carla Angola, Rubio enfatizó que el Gobierno de Donald Trump no cederá a remover o flexibilizar las sanciones impuestas a Maduro y sus aliados para que liberen a Holt.

“Yo también quiero que liberen a Joshua Holt y quiero que regrese a casa inmediatamente. Pero no tengo ninguna duda de que mientras Trump sea presidente, la única forma en que se levanten las sanciones es que Maduro deje el poder, se restaure la Asamblea Nacional y se programen elecciones libres y justas para un nuevo presidente”, dijo el senador estadounidense, descartando así cualquier negociación. Esta es la segunda vez en el año que un personero del Gobierno estadounidense visita Venezuela para conversar sobre a liberación del ciudadano norteamericano. La visita anterior, según El Nuevo Herald, estuvo encabezada por Caleb McCarry, asesor republicano del Comité de Relaciones Exteriores y conocido de Maduro desde hace 15 años.

Sin embargo, hasta la fecha, ninguna solicitud ni visita, ha convencido a la cúpula madurista de liberar a Holt, quien próximamente cumplirá 22 meses recluido en El Helicoide. En febrero, los padres del estadounidense lograron obtener la custodia de la hija de Caleño. La menor viajó hasta Salt Lake City, Utah, donde ahora hace vida junto a los Holt.

Comentarios

comentarios