Connect with us

Nacionales

Juan Pablo Guanipa rechazó el referendo consultivo sobre El Esequibo

El exdiputado de la Asamblea Nacional (AN) aseguró que el Gobierno de Nicolás Maduro pretende “opacar la gran demostración que dimos el 22 de octubre y quieren fingir nacionalismo y unidad”, por medio de la consulta

Foto del avatar

Publicado

/

Guanipa

Caracas/Foto: Cortesía. El exdiputado de la Asamblea Nacional (AN), Juan Pablo Guanipa rechazó este sábado el referendo consultivo sobre El Esequibo que se llevará a cabo el domingo 3 de diciembre. 

Lea también: Calzadilla votará en el referendo pero no como dice el Gobierno

“Ahora, cuando este régimen tiene el agua al cuello, viene con un referendo para simular que sí le interesa el tema; un referendo que hacen para todo, menos para defender el Esequibo”, dijo Guanipa en un video publicado en su cuenta de X. 

Aseguró que el Gobierno de Nicolás Maduro pretende “opacar la gran demostración que dimos el 22 de octubre y quieren fingir nacionalismo y unidad”, por medio de la consulta popular. 

“Esta es una medida politiquera inconstitucional, unilateral, mal concebida, que puede afectar nuestra defensa en las diversas instancias internacionales”.

Enfatizó que no convalidará el “contubernio con la dictadura de Maduro de varios opositores, entre ellos los cuatro gobernadores, encampañados como si no conocieran las intenciones de esta dictadura”. 

Cuestionó al gobernador del estado Cojedes, Alberto Galíndez, por “convivir” con miembros del Gobierno durante la campaña para el referendo del domingo. 

Advertisement

“¿Tú eres realmente opositor, hermano? ¿Por qué te veo en convivencia risueña con Maduro, con Delcy, con Jorge Rodríguez? ¿Por qué les agradeces? El día antes de la primaria pediste que se suspendieran y ahora jefe de campaña del referendo en tu estado. No entiendo”, dijo.

También criticó al gobernador del estado Zulia, Manuel Rosales, por apoyar a quienes “tanto daño han hecho”. 

“Lo que deberíamos hacer es reunir a los mejores expertos para presentar nuestra defensa internacional antes del 8 de abril de 2024. Sí, desconocimos la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia en este caso, pero la verdad es que eso ya está a ese nivel y si tenemos argumentos, no dejemos que por nuestra indefensión Guyana logre una sentencia favorable cuando no le asiste la razón”.  

Acotó que lo que se debe tener “presencia en la frontera terrestre” y hacer un plan de presencia en la zona. 

“Venezuela necesita un Gobierno que defienda cada centímetro cuadrado del territorio venezolano, por eso en el 2024, vamos con María Corina Machado a ganar las elecciones presidenciales, vamos a cobrar ese triunfo y en 2025 vamos a inaugurar una nueva era de progreso y orgullo nacional”, expresó. 

Reiteró que Guayana Esequiba “es y siempre será de Venezuela”. “Tenemos argumentos de sobra para que todos defendamos esta región a capa y espada. La defensa del territorio nacional ni se negocia, ni se consulta”, dijo. 

Advertisement

“Mucho menos es un tema para politiquería ni propaganda. Desgraciadamente, Venezuela está en manos de un régimen que nunca en sus casi 25 años ha ejercido la defensa de ese territorio que es nuestro”. 

Afirmó que el expresidente Hugo Chávez (1999-2013) llegó a decir que en el año 2024 que “jamás se opondría a la inversión de Guyana en el territorio que nosotros reclamamos”. 

“Eso no fue un regalo, pero casi fue como un préstamo que afectó nuestros intereses legítimos en esa zona. Maduro se olvidó del Esequibo, estaba muy ocupado mandando a Venezuela a la miseria”. 

Rechazó la postura del presidente de Guyana, Irfaan Ali, y reclamó la actitud “entreguista tanto de Chávez como de Maduro”.

“¿Qué hacemos? ¿Vamos como corderos para que no nos digan apátridas? No, apátridas son los que destruyeron el aparato productivo, la industria petrolera y ha sometido al país a la peor de las miserias con sueldos y pensiones de hambre, con la emigración forzada de casi ocho millones de venezolanos”. 

Finalmente, aseveró que respeta la decisión de que desean salir a ejercer su derecho al voto, pero destacó que no “tiene sentido ir a engrosar la lista de votantes para que Maduro se lave la cara y diga que cuenta con el país”.

La disputa

El Esequibo ha sido el epicentro de una disputa territorial entre Guyana y Venezuela desde hace más de 100 años. 

Advertisement

Las tensiones por el control de la región rica en recursos minerales se han agudizado tras la insistencia de Venezuela de reconquistar un territorio que, según afirman, siempre ha pertenecido a la nación. 

Miraflores ha insistido en la necesidad de reanudar las negociaciones para poner fin a la disputa, respetando el Acuerdo de Ginebra de 1966, firmado durante el gobierno de Raúl Leoni e impulsado por la gestión de Rómulo Betancourt, y en el que las partes se comprometen a buscar una solución pacífica. 

Pero durante todos estos años Guyana defiende la validez del Laudo Arbitral de París de 1899, en el que se le despoja a Caracas la jurisdicción de esas tierras. 

Además, Guyana ha rechazado el diálogo con Venezuela e insiste que la controversia debe resolverse en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), a quien recientemente solicitó medidas provisionales para frenar el mecanismo consultivo del 3 de diciembre.

Pero el gobierno de Venezuela no reconoce a la CIJ como una instancia válida para dirimir la disputa, una situación que ha dificultado que Caracas y Georgetown logren un acuerdo sobre el trazado de la frontera que los separa. 

Advertisement

El pasado 6 de abril, la CIJ emitió un fallo en el que pidió avanzar en la demanda presentada por Guyana para resolver la disputa sobre la validez o no del Laudo Arbitral de 1899.

En 2015, la disputa se caldeó, luego de que ExxonMobil reportara el hallazgo de un importante yacimiento de petróleo en aguas territoriales del Esequibo, que además posee reservas de gas, oro y otros minerales.

Para el 2017, el gobierno de Guyana dio a la empresa trasnacional licencias para la explotación de los recursos. En 2022, Exxon encontró dos sitios adicionales, frente al mar, con yacimientos importantes de crudo.

Tras una docena de perforaciones exitosas, se han certificado al menos 9,4 mil millones de barriles de petróleo crudo equivalente depositados en el extremo sureste del bloque Stabroek y en el bloque Orinduik, en la fachada Atlántica que también forma parte de la disputa.





Advertisement

Tendencias