article-thumb
   

Kenia, “la tragedia que no sacudió al mundo”

Admin

Jose A. Palacios. “Bajo nuestros ojos… o con nuestro silencio cómplice” habría transcurrido la masacre que dejó 148 estudiantes cristianos muertos en Kenia. Lamentó el papa Francisco, durante el tradicional Vía Crucis en el Coliseo.

“Aún hoy vemos a nuestros hermanos perseguidos, decapitados y crucificados por su fe”, dijo el Sumo Pontífice.

A las declaraciones del Santo Padre se le adjudica la falta de cobertura mediática que los medios internacionales le han dado a la masacre ejecutada por los radicales islámicos de Al-Shabaab.

El periodista de El País de España, Miguel Ángel Bastenier lo llamó la “jerarquía de la muerte”, sería el término utilizado por los medios anglosajones para describir cómo y por qué se les brinda más cobertura a unas víctimas frente a otras, especialmente en información internacional.

Para el comunicador, a los medios les interesa más lo que ocurre en el país donde se encuentran o países cercanos. Ejemplificó: “Jacoba Urist en The Atlantic recordaba cómo The New York Times publicó más de 2.500 obituarios para los asesinados en los atentados del 11-S, lo que también hizo El País con los fallecidos el 11-M.

“Son muchos los medios que cuentan con corresponsales o enviados especiales en países europeos y americanos, incluidas las agencias; mientras que se cuentan con menos medios y recursos en países como Kenia, Nigeria o Siria, que a menudo son más peligrosos”, puntualizó Bartenier.

Asimismo, dijo que la proximidad y la facilidad de acceder a información llevan a que se hable más sobre el atentado en Francia o sobre el siniestro de Germanwings que sobre muchos otros conflictos y sucesos, incluyendo la masacre de Kenia.

 

Comentarios

comentarios