article-thumb
   

La “Caperucita Roja de Chacao”, la chavista que defiende el enchufe de su hija en Vancouver

Christhian Colina

Caracas, 8 de marzo.- Defender un Gobierno que diariamente permite que los venezolanos sorteen una serie de dificultades para acceder a los alimentos y se enfrente a altos niveles de inseguridad no es un asunto de convicción, los beneficios económicos han de estar presente, en el caso de Gloria Marleny Vanegas, conocida como “La Caperucita Roja de Chacao”, la situación no es distinta, su férrea “defensa chavista” es una muestra de agradecimiento por el estatus de su hija Merli Vanegas, que se desempeña como Cónsul General de Venezuela en Vancouver, Canadá.

Lea también: ¡El látigo del hampa! Venganza por operativos acecha a funcionarios de seguridad

La caperucita roja es considerada un icono de los revolucionarios en Chacao, por su ardua labor activista en el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), en un municipio que ella en un momento tildó “de sifrinos y racistas que no querían a Chávez por tener el pelo chicharrón”. Sin embargo la labor política de Vanegas ha ido de la mano con los altos cargos que ha disfrutado su hija en tiempos de revolución.

Merli Mercedes Vanegas se ha desempeñado como Directora General de Consultoría y Análisis Jurídico del Ministerio de Comunicación e Información en 2005, pasando por Cónsul General de segunda en Vancouver en 2011, hasta jefa de la diplomacia en las provincias de la Columbia Británica, Alberta, Yukón y los Territorios del noroeste de Canadá desde 2015.

Este miércoles. Marleny Vanegas causó furor en las redes sociales por recibir de manos del presidente Nicolás Maduro la orden Simón Bolívar en su Segunda Clase.

Comentarios

comentarios