article-thumb
   

Clonación del sistema informático de Pdvsa permitió robo de USD 5200 millones

El Cooperante

Caracas, 23 de abril.– El daño es grande. De hasta 5.200 millones de dólares. Petróleos de Venezuela es el ejemplo más claro de la corrupción sin precedentes que ha cometido el chavismo en 20 años. Tanto que sus operaciones y estados financieros han sido cuestionados duramente, pues la petrolera atraviesa desde hace varios años un serio problema de déficit de caja, además de la caída progresiva de la producción, que pasó desde los 3,5 millones de barriles diarios en 1998, hasta 1,5 millones en marzo de 2018.

Lea también:En Pdvsa vuelve a destaparse otro escándalo de corrupción y narcotráfico





Los sobornos y utilizar sus recursos como caja chica para los caprichos de la “revolución” fueron hasta ahora uno de los casos más sonados. Ahora se le suma la clonación del sistema informático de la estatal para amañar operaciones y saquear la empresa. El caso llegó recientemente a los tribunales de Estados Unidos.

La trama corrupta se puso en marcha desde 2004 con la participación de directivos de la petroleras y compañías de comercio energético, con un daño estimado en más de 5.200 millones de dólares. Esto fue denunciado por la propia Pdvsa a través de un fideicomiso. Sobre esto, el diario español ABC señaló: “En realidad, no se trata de una cruzada por la limpieza y la honestidad, sino que obedece a una lucha de facciones, en un capítulo más de la pugna por el expolio de la empresa, en medio de un pulso entre empresarios vinculados a diferentes sectores chavistas”.

Fue en marzo del presente año que el fideicomiso Pdvsa US Litigation denunció ante la Corte de Distrito del Sur de Florida que dos consultores venezolanos, mediante el soborno a varios directivos de la petrolera, actuaron conjuntamente con varios corredores internacionales de petróleo para beneficiarse de los contratos de venta y suministro de Pdvsa.


La demanda señala que Francisco Morillo y Leonardo Baquero, de la firma Helsinge relacionados comercialmente con Pdvsa. Ahora, ¿cuál es el papel de éstos con la clonación? Fácil. En tiempo real tuvieron acceso al sistema informático de la empresa a través del servidor del departamento Comercial y de Suministros que se instaló en las oficinas de Morillo y Baquero en Miami. De esta manera pudieron conocer con antelación las ofertas de otras compañías en procesos de licitación y modificar en su ventaja datos del sistema (la documentación que oficialmente debía guardarse era destruida para evitar la detección de esos cambios).

Este, es otro lamentable caso que deja a Pdvsa moribunda.

Comentarios

comentarios