article-thumb
   

La confesión del banquero Matthias Krull sobre trama de corrupción en Pdvsa

El Cooperante | 16 diciembre, 2018

Caracas.–  El banquero internacional Matthias Krull, que atendía a megamillonarios vinculados al Gobierno de Nicolás Maduro, fue condenado el 29 de octubre a 10 años de cárcel por un juez federal de Miami, en Estados Unidos, por su presunta participación en el entramado de corrupción y lavado de dinero que sustrajo mil 200 millones de dólares de las arcas del Estado venezolano.

 

Lea también – Condenan al banquero Matthias Krull a 10 años de cárcel por trama de corrupción en Pdvsa

El empresario se declaró culpable de participar en la malversación de los fondos de la estatal Petróleos de Venezuela. Sin embargo, Krull está en libertad bajo una fianza de USD cinco millones y no tendrá que presentarse en prisión hasta el 29 de abril, tras una orden de la juez. El abogado de Krull, Oscar Rodríguez, dijo que este ha estado cooperando con los fiscales.

Según reseñó La Patilla, Krull confesó que participó activamente en una red de lavadores de dinero que utilizaban planes de inversión inmobiliaria y de falsas inversiones para ocultar fondos robados a la estatal venezolana.


En el documento al cual tuvo acceso el medio, de muestra su confesión íntegra al tribunal federal de Miami, donde narra como él y otros conspiraron para realizar transacciones monetarias, esconder, disfrazar y lavar cientos de millones de dólares en fondos, que ellos sabían, y que de hecho eran, producto de actividades delictivas.

“De diciembre de 2014 a julio de 2018, Krull, junto con otros, conspiraron para realizar transacciones monetarias, esconder, disfrazar y lavar de otra manera cientos de millones de dólares en fondos, que ellos creían, y que de hecho eran, producto de actividades delictivas, es decir, soborno y violaciones de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero, incluidas las transacciones con “US Institución financiera 1”, “un banco asegurado por la FDIC y una institución financiera'”, dice parte de la introducción del mismo.

Además, asegura que Krull y otros viajaron y utilizaron instalaciones de comercio interestatal y extranjero para “administrar y promover tanto su sactividades de lavado de dinero como violaciones de la Ley de Secreto Bancario. En todos los momentos relevantes de este caso, Venezuela tenía un sistema de cambio de moneda extranjera bajo el cual el gobierno cambiaba moneda local (bolívares) a una tasa fija por dólares estadounidenses. La tasa de cambio fija ha estado muy por debajo de la tasa de mercado por un factor sustancial durante varios años”.
Para ampliar la información, haz clic aquí.

 

Comentarios

comentarios