article-thumb
   

La corrupción consumió el partido de Evo Morales

El Cooperante

Enderson Narváez.- A Evo Morales le dolió la derrota, o eso dijo este lunes, cuando en rueda de prensa lamentó las pérdidas sufridas por el oficialismo en el departamento de La Paz, en la ciudad homónima y en la urbe vecina de El Alto.

Morales calificó de “preocupante” el caso de El Alto, que era uno de los bastiones políticos más fuertes de su Gobierno, donde “ha habido acusaciones” de corrupción contra el candidato oficialista a la alcaldía, Edgar Patana, que a su juicio deben ser investigadas.

Aunque se conocerán los resultados oficiales en siete días, cuando concluya el recuento manual, los conteos rápidos de la televisión y la prensa coinciden en que la oposición fue la gran vencedora seis meses después de que Morales ganó un tercer mandato con 61% de los votos.

Pugnas internas, imposición de candidatos, denuncias de corrupción e ineficiencia en los gobiernos locales determinaron la derrota del oficialismo, aunque el liderazgo político de Morales sigue fuerte, coincidieron varios analistas.

VICTORIA DE LA OPOSICIÓN
La oposición venció en las tres regiones más grandes del país: La Paz, Santa Cruz y Cochabamba, donde ganó dos gobernaciones y las tres alcaldías de las capitales, según los conteos rápidos extraoficiales.

La victoria más celebrada por los opositores fue en La Paz, el bastión más fuerte de Morales, donde el partido gobernante sufrió una triple derrota al perder la gobernación y las alcaldías de La Paz y de la vecina El Alto.

Comentarios

comentarios