Connect with us

La Lupa

La deuda de Venezuela con China es la más grande de toda Latinoamérica 

Y el asunto es peor: los préstamos chinos a Venezuela representan 34 % de los billones de dólares que países de todo el mundo le adeudan al gigante asiático

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas/Foto: CGTN. En solo seis años, desde 2007 hasta 2015, Venezuela solicitó dinero a China 17 veces, préstamos que sumaron  más de 59 mil  millones de dólares y que ha pasado a ser la cifra más alta entre todas las deudas que mantienen los países de América Latina  con el gigante asiático.

Lea también: Liquidables en moneda extranjera: van 11 millones 400 mil dólares en papeles comerciales durante 2024

Una reciente investigación realizada entre el Diálogo Interamericano y el Centro de Políticas de Desarrollo Global de la Universidad de Boston, titulada "Base de datos sobre préstamos chinos a América Latina y el Caribe", reveló que Venezuela ocupa el primer lugar entre los deudores latinoamericanos a China con préstamos que suman 59.2 billones,  seguida de Brasil con 32.4 billones, Ecuador con 11,8 y Argentina con 7.7. Préstamos cuyos intereses suelen ser más altos que los de las instituciones internacionales y se parecen más a cualquier préstamo comercial en cuanto a condiciones y cobro de intereses, según advierten los expertos.

Esta enorme deuda de Venezuela comenzó el año 2007, durante el Gobierno del expresidente Hugo Chávez, cuando el país pidió préstamos por más de 59.000 millones de dólares a Pekín, cifra que fue entregada en tandas anuales y que coincidieron con la más grande bonanza petrolera del país, tan grande  que economistas como Carlos Miguel Álvarez aseguraron a la BBC que "entre 1999 y 2014, Venezuela recibió 960.589 millones de dólares (casi un billón de dólares) en venta de petróleo. Un promedio de 56.500 millones anuales durante 17 años", aseguró.

De acuerdo a la investigación de Diálogo Americano y el Centro de Políticas de Desarrollo Global de la universidad de Boston, la mayoría de los préstamos fueron para el sector  "Energía", dos para "Minería" (Las Cristinas entre ellas), uno para el terminal de Pequiven, otro para Sinovensa en el Orinoco y otro "no especificado". 

Y si bien China ha logrado burlar las sanciones de Estados Unidos y cobrar la deuda con el envío de millones de barriles de petróleo venezolano, el petróleo que Venezuela le vende es a precios muy bajos, lo que parece indicar que el pago total de la deuda estaría muy lejos de completarse. Y más aún si, como publica el portal de economía y finanzas Bankinter, las consecuencias económicas de la deuda con China son muy duras:

Advertisement

Pago de intereses y principal: lo que puede afectar su presupuesto y su capacidad de invertir en otros sectores de la economía.

Dependencia económica: si el país deudor no puede pagar sus deudas, puede depender cada vez más de China para obtener nuevos préstamos o incluso para cubrir sus necesidades básicas, lo que puede poner en riesgo su soberanía y su capacidad de tomar decisiones económicas independientes.

Condicionalidad: China puede imponer condiciones económicas a cambio de los préstamos, como la compra de bienes y servicios chinos o la apertura de sectores de la economía a la inversión china. Esto puede tener un impacto en la estructura económica del país deudor y en la competitividad de sus empresas.

Devaluación de la moneda: si el país deudor experimenta una crisis financiera y se ve obligado a devaluar su moneda, puede aumentar el costo de la deuda denominada en moneda extranjera como los préstamos de China.



Advertisement

Tendencias