article-thumb
   

La emotiva historia de un futbolista que adelantó su retiro para cuidar a su hija con parálisis cerebral

El Cooperante | 4 enero, 2019

Caracas.- El ex futbolista colombiano Andrés Felipe González dejó el fútbol decidió dejar el deporte a los 34 años, cuando pidió su retiro adelantado con el objetivo de dedicarse exclusivamente al cuidado de su pequeña hija Julieta, que sufría de parálisis cerebral.

Lea también: ¡No lo perdonaron! Los mejores memes de Sebastián Yatra luego de que se afeitara la barba

Cuando puso fin a su actividad profesional, necesito de la ayuda del mundo del fútbol e inició una colecta para costear el alto costo de los tratamientos permanentes que necesitaba su hija, refirió Diario Perfil.





“Fue una determinación en familia, lo más importante era estar juntos, no tenía planificado dejar el fútbol, pero estábamos muy jóvenes y coincidimos en que podíamos buscar el dinero de otra forma porque mi hija me necesitaba”, dijo el futbolista en una entrevista ofrecida El Tiempo de Colombia.

Julieta, que se acercaba a sus cinco años, fue llevada a una clínica el pasado 31 de diciembre debido a un fiebre alta, indicó El Comercio. En la sala de urgencias sufrió convulsiones y posteriormente un paro cardíaco hacia las 8:30 de la noche.

“La niña no soportó más y se nos quedó dormida. Pero le damos gracias a Dios por el tiempo que la tuvimos con nosotros y sabemos que ella dejó un legado muy grande porque generó una respuesta solidaria maravillosa en busca de salvarla”, dijo el deportista.





View this post on Instagram

Se libre amor de mi vida !!! #todopormijulieta

A post shared by AndrésGonzález (@andresfgonzalezr2) on

View this post on Instagram

JUNTOS ❤️ #todopormijulieta #tb

A post shared by AndrésGonzález (@andresfgonzalezr2) on

 

Comentarios

comentarios