article-thumb
   

La estrategia cubana para “cohesionar” al chavismo pese a incertidumbre por sanciones

El Cooperante | 10 agosto, 2017

Caracas, 10 de agosto.- El periodista Nelson Bocaranda aseguró en sus acostumbrados runrunes que los cubanos son los encargados de lograr que la dirigencia del chavismo se muestre cohesionada en medio de las sanciones impuestas por el Departamento de Estado de Estados Unidos, destacando que los antillanos son los que evitan que se desvíen de la profundización de la dictadura.

Lea también: Guevara: La “psicópata” Constituyente pretende renovar el mandato completamente a Maduro

“La vigilancia ya no es solamente sobre los militares. Ahora los civiles también lo están. Marcan fichas. ¿Se juegan el petróleo nacional y sus divisas?”, aseveró el comunicador social.





A continuación el texto íntegro publicado en Runrun.es: 

En estos días de acercamiento entre el llamado “chavismo crítico” y los demócratas opositores palpé denuncias reales de la división interna que afronta Maduro habiendo muy diferentes pareceres en la cúpula gobernante. Los une el miedo al futuro que deberán afrontar. Las sanciones estadounidenses compartidas por Europa y más de una docena de países, entre los que se incorporó Argentina con la orden del presidente Macri de revisar las cuentas bancarias y propiedades de funcionarios ligados a los negocios entre los Kirchner, Chávez y Maduro, los tiene cavilando.

La interrogante principal es ¿cómo hacen para mostrarse cohesionados en medio de tantas interrogantes diarias? La respuesta me la da alguien que aún permanece cercano al poder.





Son los cubanos que la dirigencia antillana ha colocado al lado, como especies de “coachs” 24×24, para que no pierdan el rumbo y no se desvíen de la profundización de la dictadura -que hace tiempo se quitó la careta democrática- al mejor estilo de la isla. Si en principio aconsejaron no asumir una ANC, sin ser oídos, luego de la implementación de su accionar anticonstitucional, ilegal e írrito no les quedó otra sino ayudarlos a sobrevivir, capear los temporales y hacer más férreo su control sobre los venezolanos. Desde las empresas de producción hasta los medios de comunicación libres.

No se encuentra ninguna otra excusa para llevarnos, con demasiada velocidad, a repetir el “período especial de Cuba tras la caída de la URSS”. La vigilancia ya no es solamente sobre los militares. Ahora los civiles también lo están. Marcan fichas. ¿Se juegan el petróleo nacional y sus divisas? …

Comentarios

comentarios