Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Destacados

La familia Briceño pierde 400 dólares semanales en cosechas por la escasez de gasolina

Fedeagro estima que productores solo podrán cubrir entre 10 y 15% del consumo nacional de verduras y hortalizas, y que lo que no se siembre hoy, se convertirá en escasez de alimentos enseis meses

Fedeagro

Caracas / Foto Portada: Fedeagro.- Desde mucho antes de la crisis de la gasolina que afectó a Caracas con la llegada de la COVID-19, los productores trujillanos han convivido con la angustia de perder cosechas o tener que ceder al contrabando para subsistir. La familia Briceño acumula varias generaciones de productores y hoy ven como su principal fuente de ingreso se vuelve sal y agua.

Lea también: Era el número 892 y pasó 15 horas en cola para echar gasolina

Mary y Abel Briceño (*) son dos hermanos que saben lo que es trabajar duro. Aseguran que no viven como ricos, pero que nunca les ha faltado el pan en la mesa, pues la producción de hortalizas y frutas les ha llevado a consolidarse como distribuidores fijo de dos abastos en Caracas y varios en Boconó.

Los Briceño conocieron las colas para surtir combustible en 2012. Aunque aseguran que muchas veces han comprado gasolina de contrabando para poder mantener el negocio en pie, para ellos la situación hoy es insostenible.

Con la llegada de la COVID-19 al país, han visto perder decenas de cosechas porque no consiguen cómo surtir los camiones para distribuir la mercancía. Denuncian que a esto se le suma la extorsión de los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en los peajes y las limitaciones de movilidad debido a la cuarentena.

«De verdad que esto es algo caótico. Tantos años de esfuerzo y ahora vemos cómo se nos va el tiempo, el esfuerzo y por supuesto el dinero que invertimos, sin poder hacer nada. Hemos perdido hasta 400 dólares semanales por no poder transportar los rubros a los diferentes abastos que le surtimos, hay que ingeniárselas», dijo Mary en conversación telefónica con El Cooperante.

Lamentó que ni siquiera puedan regalar la mercancía a sus vecinos porque todos se dedican a producir y están en las mismas condiciones.

«Se ha perdido mucha papa, fresa, coliflor, repollo, lechuga, zanahoria y plátano. No le digo más porque lloro. Pero lo peor de todo es que no podemos ni siquiera regalarlo o comernos toda la cosecha. Tanta gente pasando necesidades y uno teniendo que botar esos alimentos, es una pesadilla», expresó Abel, principal conocedor del negocio.

Abel Briceño tiene 64 años y desde los 10 años aprendió con su papá a cultivar la tierra. Sufre de acidosis y deben dializarlo. Recibe tratamiento en el Hospital Militar de Caracas, gracias a un favor que le hizo un amigo, por lo que no puede encargarse de la finca.

Tres de sus sobrinos son los que están a cargo por ahora. Abel no hace sino angustiarse cada vez que lo llaman para decir que no han podido surtir gasolina y que seguirán teniendo pérdidas.

Condenó que las autoridades de la región no hagan nada para atender las necesidades de los productores y catalogó de «pura palabrería» el plan para surtir combustible de la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI), que supuestamente tiene la obligación de garantizar el suministro de combustible en los municipios La Ceiba y Boconó.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

«Esta semana no han salido los muchachos a echar gasolina. Pero cuando empezó esto en marzo, pasaron hasta 20 horas en cola y no podían surtir. Aparte del tiempo, el cansancio, el dinero y la impotencia que da esto, no podemos hacer más nada», lamentó.

A mediados de abril, según Venezolana de Televisión (VTV), el director estadal del Ministerio del Poder Popular para la Agricultura Urbana en Valera, Nerio Vargas, más de 3 000 campesinos y productores eran atendidos diariamente con suministro de gasolina en los municipios Urdaneta, Eje Panamericano, Boconó y Carache.

Añadió que más de 30 camiones de diferentes rubros, habían sido beneficiados con el despacho del combustible bajo la supervisión de la ZODI Trujillo y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Los hermanos Briceño aseguran que esto no es así y que solo surtían 5 litros a cada camión.

«Con eso no hacemos nada. Mucho tiempo perdido en esas colas, hasta dos días para nada, es agregarle otra mancha más al tigre, pero no ganamos nada haciendo cola si igual no vamos a tener gasolina», consideró Abel.

Sobre la gasolina importada de Irán, Abel estimó que «no durará mucho», y dice no tener muchas esperanzas «de que esto mejore».

Fedeagro: Lo que no se siembre hoy será escasez de alimentos en seis meses

El presidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela (Fedeagro), Aquiles Hopkins advirtió que en los próximos 6 meses Venezuela sufrirá escasez de productos agrícolas, pues los productores no están sembrando lo que necesitan por falta de combustible e insumos.

«Hoy estamos consumiendo lo que se sembró hace tres y seis meses. Pero en seis meses vamos a consumir lo que se debe estar sembrando ahora. Debe estar iniciando en estos momentos el ciclo de siembra más importante del año por el invierno y el inicio de las lluvias y estamos muy retrasados porque no tenemos combustible para ir hasta las unidades de producción, ni suficiente diésel para los camiones. Esto se traducirá en escasez de alimentos para los próximos meses», dijo en entrevista concedida a Tv Venezuela.

Alertó además que por la escasez de combustible, los productores están reportando pérdidas de frutas y hortalizas.

«Están perdiendo las cosechas y no hay forma de volver a sembrar esta tierra. Los productores de leche no pueden transportar el producto por falta de gasolina y la matanza de ganados ha tenido altas y bajas, dependiendo de la oferta del combustible».

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Además, reiteró que persiste la falta de insumos, fertilizantes y agroquímicos.

En enero, Fedeagro alertó que el 2020 sería un año complejo para los campesinos venezolanos y destacó que los niveles de producción «se han ido al piso» porque el Estado beneficia solo a unos pocos productores.

En ese entonces, el primer vicepresidente de la organización, Celso Fantinel, aseveró que de no haber correctivos en las políticas aplicadas en los campos, el 2020 sería nuevamente un año negro para la producción de cereales, verduras y hortalizas.

“El gobierno de Maduro centralizó todos los insumos y la maquinaria que llegaron al país en 2019 sobre la estatal Agropatria y el ministro Castro Soteldo dirigió esos insumos para un pequeño grupo de productores, dejando a la gran mayoría por fuera”, denunció.

Precisó que otro factor que afectó al sector de manera contundente, es la falta de créditos agropecuarios que permitan la compra de insumos, maquinaria, semillas, entre otros.

“Debido a que el gobierno obligó a los bancos a tener un encaje legal muy elevado, los créditos prácticamente desaparecieron en el país. Al ver la metida de pata, en los meses de junio y julio, el gobierno obligó a la banca a otorgar créditos agropecuarios por alrededor de 227 millones de bolívares, que eran casi 40 millones de dólares al cambio Dicom del día. Pero solo resultaron beneficiadas 12 empresas que están prácticamente alineadas con el gobierno, los demás quedaron por fuera y son muy pocos los productores que tienen pulmón propio para poder invertir en los ciclos de siembra”, dijo.

Artículos relacionados

Destacados

Pidió a la comunidad internacional unir fuerzas para incrementar la presión contra la Administración socialista

Sucesos

La mujer fue detenida durante un operativo realizado por las Fuerzas de Acciones Especiales y posteriormente fue puesta a la orden de la Fiscalía

Vitrina

El gobierno holandés había pedido mesura a la población “y desplazarse lo menos posible”

Destacados

El economista afirmó que la recuperación de los activos de Citgo es fundamental para que Venezuela vuelva a competir en el mercado petrolero mundial