article-thumb
   

La grave crisis sanitaria de Venezuela, descrita en el informe de Bachelet

Marbelys Villalobos | 7 julio, 2019

Caracas.- Cortesía Miguel Gutiérrez. El derecho a la salud en Venezuela, es descrito como una situación grave en el informe sobre la situación de derechos humanos de la Organización de las naciones Unidas, presentado el pasado viernes en Ginebra, por la alta comisionada Michelle Bachelet.

Lea también:¿Qué le esperaría a Maduro frente a la Corte Penal Internacional?

Desde un notable deterioro en la atención médica, hasta la falta de insumos básicos como jeringas o alcohol, se hacen referencia en el texto que el mundo ha visto, y que coloca a Nicolás Maduro en una posición aún más incómoda frente a la comunidad internacional.

El informe hace referencia a la crisis, visto de la doctores y personal de enfermería que se han sumado al éxodo migratorio en busca de mejores condiciones de vida.

Las personas entrevistadas por la comisión de la ONU, relataron que familiares de los pacientes deben suministrar todos los productos de primera necesidad: agua, guantes y jeringuillas a los hospitales para que se pueda realizar la atención.

Asimismo, enfermedades que anteriormente estaban controladas y habían sido erradicadas como sarampión y difteria, han reaparecido. En el último año, con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud, las autoridades han implementado una serie de estrategias de vacunación con el fin de parar la propagación del sarampión. Las autoridades informaron de que durante junio de 2019 no hubo nuevos casos de sarampión, “dicta el documento”.

Por otra parte detalla cómo la falta de anticonceptivos, desencadena el aborto ilegal, la deserción escolar por adolescentes embarazadas, y las muertes a causa de enfermedades de transmisión sexual.

“Hay falta de acceso a todos los tipos de anticonceptivos, con algunas ciudades enfrentando una escasez del 100 por ciento. Ello aumenta el riesgo de contraer el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual, así como la tasa de embarazos no deseados y de embarazos en adolescentes. La tasa de embarazos en adolescentes ha incrementado en un 65 por ciento desde 2015 . Esto impacta el derecho de las niñas a la educación, ya que los embarazos son el motivo principal de la deserción escolar entre las adolescentes. Ante una legislación restrictiva en materia de aborto, a menudo las mujeres recurren a abortos inseguros. Ello ha contribuido a un aumento en la mortalidad materna evitable, con un estimado 20 por ciento de los fallecimientos maternos aparentemente relacionados con abortos realizados en condiciones no seguras . Otras causas principales de mortalidad materna son la falta de personal cualificado para atender el parto, la falta de suministros médicos y las condiciones en los hospitales, lo cual ha llevado a muchas mujeres a salir del país para dar a luz”.

Muertos por falta de insumos y fallas eléctricas

Los apagones han causado daños irreparables, como se revela en reportes que indican que 40 pacientes murieron como resultado del apagón que afectó a todo el país en  marzo de 2019 . Durante la visita de Bachelet, médicos y familiares de pacientes  mencionaron el impacto de las sanciones económicas en el sector de la salud, particularmente las posibilidades de recibir tratamiento médico urgente fuera del país, incluyendo trasplantes.

Otro dato que menciona el informe es el más reciente de la Encuesta Nacional de Hospitales donde se constató que, entre noviembre 2018 y febrero 2019, 1,557 personas murieron debido a la falta de insumos en hospitales.

Le puede interesar: Un 70% de los venezolanos estaría dispuesto a participar en unas elecciones sin Maduro, según encuesta

“Violaciones al derecho a la salud son resultado del incumplimiento del Gobierno de sus obligaciones fundamentales, las cuales son irrenunciables, aún por motivos económicos. Las violaciones de las obligaciones fundamentales estuvieron vinculadas a una falta generalizada de disponibilidad de y acceso a fármacos y tratamientos esenciales, al deterioro de las condiciones en hospitales, clínicas y maternidades, a la falta de factores subyacentes determinantes de la salud, incluyendo agua y nutrición adecuada, al deterioro en la inmunización y salud preventiva y a las restricciones en el acceso a la salud sexual y reproductiva.

La ONU, entonces reconoce las violaciones al derecho a la salud por el hecho de que el Gobiern de Nicolás maduro, no publique datos sobre la salud pública.

Pero para Maduro, el informe presenta una “visión selectiva y abiertamente parcializada”, según ha declarado su cercano Jorge Arreaza el pasado viernes, luego de que informe fuera presentado públicamente en Noruega.

 

Comentarios

comentarios