article-thumb
   

La misteriosa desaparición de una aeronave con matrícula venezolana que partió de Anaco

Danny Leguízamo | 6 febrero, 2020

Caracas.- Una aeronave con matrícula venezolana modelo Beechcraft Baron 58, despegó este miércoles desde Anaco con destino a Maracaibo. El último contacto con el aparato, que no activó el mecanismo para ser detectado por los radares, ocurrió a 44 millas del aeropuerto de La Chinita. Misteriosamente, el sistema de emergencia de la aeronave siglas YV 3338, da cuenta de que hubo un aparente siniestro en Belice, un puente conocido para el tráfico de drogas. Pero las autoridades aeroportuarias han descartado el accidente: apareció incinerada.

Le puede interesar: Juan Guaidó y Mike Pompeo acordaron nuevas medidas de presión contra Maduro

El vuelo de la aeronave modelo Beechcraft Baron 58, siglas YV 3338, que partió desde Anaco rumbo a Maracaibo este miércoles, estuvo plagado de irregularidades desde el inicio. Los nombres de los tripulantes de cabina no coinciden con el número de cédula apuntado en el plan de vuelo, una maniobra ejecutada regularmente cuando se trata del robo del aparato para ser usado en el tráfico de drogas.





Fuentes del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (Inac), revelaron a El Cooperante que el último contacto con la aeronave, fue hecho desde La Chinita, a 44 millas de Maracaibo y a 5 mil pies de altura, a las 10 y 27 minutos de la noche. En la torre de control solicitaron a la tripulación activar “el modo C”, un botón del transpondedor que permite que los controladores puedan detectar el avión a través de los radares.

Pero la tripulación hizo caso omiso. En principio, se manejó la hipótesis de un siniestro. Fueron iniciados los protocolos de búsqueda. Horas más tarde, fue activado el Transmisor Localizador de Emergencia (ELT) del Beechcraft Baron 58. La información del ELT daba cuenta de que el aparato pudo estrellarse en Belice, un conocido puente aéreo para el tráfico de drogas.

Tras verificar la información, la autoridad aérea -que pidió mantener su nombre bajo anonimato-, explicó que el accidente se encuentra descartado, y que la presunción que cobra fuerza, es la de un robo de la aeronave, con plan de vuelo falso y nombres falsos, con el fin de transportar droga hacia el exterior.





“Normalmente, en estos casos, destruyen el avión luego de cumplir con el objetivo”, aseguró.

La aeronave, más tarde, apareció incinerada justo en Belice, tal como consta en una imagen a la que tuvo acceso este portal.

 

 

 

Comentarios

comentarios