article-thumb
   

La MUD intenta seguir proceso de reestructuración para enfrentar a Maduro

El Cooperante | 30 junio, 2018

Caracas.- El desarrollo de la reestructuración en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) continua.  El 30 de mayo, la coalición de partidos opositores anunció el relanzamiento de la plataforma que consistía de nueve grupos de trabajo que dirigiría a la sociedad.

Le puede interesar: Funvisis reportó sismos en Punta de Piedra y San Felipe

Además, testificaron sobre un junta de conducción, que estaría dirigida por Voluntad Popular, Acción Democrática, Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo, Movimiento Progresista de Venezuela, La Causa R y una representación de  15 unidades minotarias. Detrás de la junta estaría Guillermo Avelado, que había sido propuesto en un principio por varios sectores como secretario ejecutivo de la MUD. Sin embargo, esa decisión no se concretó.

Asimismo, la plataforma se prepara para un posible nombramiento de su secretario la próxima semana. Sobre la mesa han colocado los nombres de Gerardo Blyde, Jorge Roig y Guillermo Aveledo, que desde 2009 ha cumplido un papel importante en la organización de la MUD.

En mayo, Simón Calzadilla, secretario general del Movimiento Progresista de Venezuela, indicó que no habría vocería única sino que todos los partidos se encargarían de dar declaraciones, como se acordó el año pasado. En ese punto se ha sido el más álgido en las últimas discusiones de la dirigencia opositora, por lo que, de concretarse el regreso del secretario ejecutivo, la MUD tiene la tarea de definir las funciones.

Después de varios cambios en la estructura, la dirigencia ha decidido tener como estrategia el silencio. “Para que todo fluya, debemos guardar silencio. El estar callados no implica que no estemos trabajando sobre la reestructuración de la MUD. Hay que esperar”, detalló una fuente anónima para El Nacional.

Mientras que la oposición prepara nuevos lineamientos, el gobierno busca tender puentes y conversar con algunos dirigentes para buscar una salida a la crisis económica y social, y tratar de mantenerse en el poder por más tiempo.