Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

La Lupa

La oposición se enfrasca en una pelea de todos contra todos

Rómulo Betancourt decía que la clave del éxito de la gesta contra Pérez Jiménez fue justamente la unidad

EFE

Caracas.- Juan Guaidó llama a la firma de un pacto unitario. Golpeado por los fracasos en el intento de desplazar a Nicolás Maduro del poder, convoca a todos los sectores y a todos los dirigentes para escuchar propuestas. Busca el reacomodo de las fuerzas internas. Busca reoxigenar a una oposición que no termina de cuajar un método para salir de la tiranía. Pero la oposición ha terminado en una pelea de todos contra todos. Una pelea en la que hasta Estados Unidos ya se involucró indirectamente, porque a ese ritmo, Maduro no tendrá que esforzarse para seguir amarrado a Miraflores.

Guaidó convoca a María Corina Machado a una reunión. La fundadora de Vente Venezuela responde y acude. Tras el encuentro, Machado destapa lo que ella asegura fue el contenido de la reunión. Y dispara contra el jefe del Parlamento. Lo acusa de querer eternizarse en el interinato igual que Maduro. Le recuerda, además, que solamente le quedan 120 días para hacer lo que no hizo en 17 meses. Que la ruta del cese de la usurpación fue abandonada. Que el camino se desvió. Que hay que soltar las amarras de las mafias. Que la solución es la «Operación de Paz y Estabilización». Y la sangre terminó de llegar al río.

Entonces Freddy Guevara primero y el propio Guaidó después, respondieron directa e indirectamente a Machado. La ruta del cese de la usurpación sigue intacta, dijo Guaidó. No convalideramos ningún fraude electoral. Queremos ejercer la mayoría, «pero de manera no simbólica». Habrá más presiones de la comunidad internacional. Y no hay ninguna consulta planteada para extender ningún mandato: las leyes son claras y la actual legislatura se declara en continuidad administrativa mientras haya elecciones libres para su renovación.

Al intercambio se sumó indirectamente el encargado de Negocios de Estados Unidos, James Story, quien disparó sus fogonazos en una entrevista que concedió a El Diario. En ella, Story ha apuntado a la línea de flotación de quienes argumentan que la salida de Maduro debe ser por la fuerza externa.

«Hay personas que piensan que ellos pueden salir de las cenizas si hacen autoataques a la oposición. Hay personas que ponen todos los huevos en la cesta de una intervención militar. Solo piensan en el momento mágico de una intervención y eso es dañino», dijo el diplomático, provocando también un intercambio entre partidarios y detractores.

Al grupo de desencuentros en la oposición -porque quienes usurparon tarjetas de partidos políticos no cuentan como opositores sino como vendidos al régimen- ya tenía rato sumándose Henrique Capriles Radonski, quien cree que los opositores deben coger sindéresis. «Tenemos que reconstruir Venezuela, tenemos que reconstruir a la oposición (…) se está hablando de autoprorrogar la Asamblea y el mandato se termina el 5 de enero, no se equivoquen. Aquí la oposición se ha destruido», dijo el pasado 1 de julio.

Las legítimas directivas de los partidos políticos de la oposición se pronunciaron este lunes en un comunicado sobre el pacto unitario. Han dicho algo de perogrullo, pero clave: la unidad es requisito para lograr la transición.

Pero la unidad debe ser pisando tierra, porque el día después del 6 de diciembre es el verdadero quid del asunto. No se puede conducir a la oposición engañando a la base con salidas militares y operaciones de película de Hollywood que jamás ocurrirán, como tampoco ocurrieron en Cuba. Y tampoco puede esperarse que las sanciones resuelvan todo, porque las sanciones no tumban gobiernos. Nunca han tumbado ninguna dictadura.

Y con la abstención declarada, la oposición debe recordar que independientemente de la ilegalidad de los rectores del CNE, la ruta electoral debe ser rescatarse. Con condiciones, porque en dictadura también se hacen elecciones y sus opositores participan. El problema es el día después: Cobrar la victoria y pelear. Demandar el fraude y pelear. O abstenerse y pelear, porque de bloque en bloque, en un ring de boxeo permanente, la oposición no llegará ni a la vuelta de la esquina. Ahí el único que gana es Maduro.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.




Artículos relacionados

Destacados

Considera que los eventos en Apure son ordenados desde Estados Unidos y Colombia para robar recursos y riquezas en territorio venezolano

Destacados

Eekhout cargó contra el sistema capitalista y lo tildó como "una amenaza contra la vida misma" que promueve la "dictadura imperial"

Destacados

Fedecámaras presentó hace más de dos semanas una propuesta para la imunización contra la COVID-19 de seis millones de ciudadanos

Destacados

El criollo dirigirá a músicos de Estados Unidos, México, Venezuela, Chile, Argentina y España en el “Concierto Encuentros”, propuesto por el festival