article-thumb
   

“La oposición sigue repitiendo los vicios del pasado”, asegura Diego Arría

El Cooperante

Pedro Eduardo Leal. – “La oposición sigue caminando al matadero, pero cantando”. Así resume Diego Arría Salicetti, exembajador de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) al ser consultado por El Cooperante sobre el balance de las primarias celebradas por los partidos que integran la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) el pasado domingo 17 de mayo.

Reconociendo que medio millón de personas, número de venezolanos que atendieron el llamado al voto, no le parece para nada despreciable, asegura que el desafío real que tienen quienes adversan a Nicolás Maduro está en explicar al país por qué se reservaron cerca de las dos terceras partes de las candidaturas para designarlas por consenso.

Quien obligado por el exilio no puede más que ver los toros desde la barrera, resalta lo complicado que resulta conocer los pormenores de lo que ocurre en Venezuela por el cerco mediático que existe. En tal sentido, enfatiza que esto hace aún más cuesta arriba para quienes hacen vida en las toldas democráticas evitar ser descalificados “por este régimen perverso”.

Oposición debe ser transparente

A propósito de las promesas que han comenzado a hacer quienes tienen su candidatura segura, Arria refuerza que la oposición debe ser transparente. “No se le puede decir a la gente que se va a cambiar el modelo económico que se cambiarán las leyes, que se van a soltar a los presos políticos, porque eso no es verdad. La Asamblea seguirá siendo dependiente de los recursos del Estado”, señala.

CNE, el árbitro conveniente

El otrora editor de El Diario de Caracas, quien en el pasado ha señalado al Consejo Nacional Electoral como el ministerio de elecciones, retoma el tema de que van camino al matadero pero cantando, para rechazar que la oposición use al ente comicial para realizar sus comicios.

“Se siguen repitiendo los vicios del pasado… El régimen con mucha perversidad mandó a traer a representantes del Brasil para que vieran como los opositores escogían a sus candidatos para las primarias, lo que se traduce en legitimación de un proceso de abusos y deficiencias”, cuestiona el también exgobernador de Caracas.

Falta poco para que no hagamos más colas

Al ser interrogado sobre la viabilidad que el descontento con el gobierno se traduzca en voto seguro para la alternativa democrática, el diplomático apunta que “lo más serio que nos espera es cuando no podamos hacer colas” para referirse a que no habrá cola en las farmacias porque no va a haber nada que comprar, ni colas en los hospitales porque no habrá equipos para atender a los pacientes.

“El problema que se presenta aquí es que mientras no haya una inspiración que conquiste al electorado distinta al quítate tú para ponerme yo, realmente va a ser muy difícil sacudir el poder”, finaliza.

Comentarios

comentarios