article-thumb
   

La próxima jugada que prepara el Gobierno contra la Asamblea Nacional

El Cooperante | 17 enero, 2019

Caracas/Foto de portada: Reuters.- En diciembre de 2018 se cumplieron tres años desde que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) está buscando las pruebas que sustenten la denuncia que hizo el Partido Socialista Unido de Venezuela sobre la presunta compra de votos por parte de la oposición en el estado Amazonas durante las elecciones parlamentarias de 2015, y por la que declararon en “desacato” a la Asamblea Nacional (AN).

Lea también: Rocío San Miguel descartó que la sublevación de militares impacte en el seno de la FANB

El recordatorio lo hizo Eugenio Martínez, periodista especializado en la fuente electoral, mediante una serie de publicaciones en su cuenta en Twitter, en donde asomó además que el máximo tribunal del país está próximo a ratificar su sentencia sobre el presunto desacato. “Se espera decisión del TSJ sobre la AN”, dijo el especialista.

La tensión política en Venezuela se intensificó cuando Juan Guaidó, presidente del Parlamento, anunció que los diputados se apegarían a la Constitución de la República y desconocerían a Nicolás Maduro como presidente porque, según decretaron en días recientes, está usurpando el cargo desde que se juramentó ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) el 10 de enero para asumir un nuevo periodo de seis años.

El Gobierno nacional sostiene que el Poder Legislativo se encuentra en desacato y, por tal motivo, todas las decisiones que emanen de él son nulas. Por su parte, los parlamentarios aseveran que el proceso comicial presidencial del 20 de mayo de 2018 estuvo viciado, sin garantías ni transparencia.

Le puede interesar: Seguías: “Es una demostración de madurez no juramentar a Guaidó como presidente interino”

Tras la instalación de la nueva junta directiva, los diputados iniciaron cabildos abiertos por todo el país para cohesionar fuerzas y unir a los venezolanos que adversan al Gobierno de Maduro para emprender entonces lo que sería la lucha por la recuperación de la democracia en el país y el restablecimiento del orden constitucional. La primera parada será el próximo 23 de enero, cuando se desarrolle la movilización nacional que convocó la dirigencia opositora.

Pese a ello, Maduro ha desestimado la respuesta multitudinaria que ha tenido en los últimos días el Parlamento y se ha encargado de tildar como un “show” la posición que asumió Guaidó. “Pareciera que un grupo de muchachitos desde la oposición quieren jugar a desestabilizar. Este es un show nuevo”, expresó el mandatario nacional el 13 de enero.

Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), un organismo únicamente conformado por partidarios del chavismo que se ha encargado de aprobar decretos y leyes, advirtió este miércoles, durante su programa Con el mazo dando, transmitido por Venezolana de Televisión, que el Tribunal Supremo de Justicia designó jueces y fiscales para abrir una “averiguación formal por todo lo que está ocurriendo” en el Parlamento.

En días pasados, Cabello no descartó que la Constituyente convoque a unas elecciones parlamentarias, aunque aseguró que esta posibilidad no se encuentra aún dentro de los temas de debate. “Es el único poder que está en desacato”, ha reiterado. Maduro aseguró el 9 de enero que el chavismo iría a un nuevo proceso comicial para elegir a los diputados del Parlamento si la ANC lo convoca, justo como lo ha hecho con otros comicios.

Guaidó, presidente parlamentario, le recordó al TSJ que, en caso de que decida declarar al Parlamento en desacato, los diputados fueron electos por los venezolanos. “Así que en la Asamblea el único mandato que vamos a acatar es el del pueblo que nos eligió y el de la Constitución”, atinó.

Comentarios

comentarios