article-thumb
   

La razón por la que la hija de Valentina Quintero pidió perdón públicamente

El Cooperante | 31 julio, 2019

Caracas.- @arianuchis. Arianna Arteaga Quintero, hija de la reconocida periodista Valentina Quintero, pidió perdón a su seguidores en su cuenta de Instagram, por su posición durante su embarazo frente a quienes la siguen.

Arianna, quien se encuentra en la etapa cumbre de su embarazo ha seguido los pasos de su madre para promover el turismo en Venezuela, y no ha dejado de hacerlo por estar en estado.

“Te pido perdón si te hice sentir menos porque te hiciste una cesárea programada. Te pido perdón porque cuando me preguntaste mi fecha de parto te quise dar lecciones sobre el parto natural sin fecha y esa no es manera de contestarle a nadie que se preocupa por mi con genuino cariño”, reza parte del escrito que la joven publicó en su cuenta de Instagram.





La también conductora del programa “Dos de viaje”, considera que en ocasiones pude ser un poco “egocéntrica” con quienes han seguido su embarazo y preguntado sobre su proceso. Un escenario común en las figuras públicas que comparten su vida privada con sus miles de seguidores.

Pero el conmovedor mensaje de Ariana dejó a sus seguidores más enamorados de su proceso de embarazo.

“Las abrazo a todas desde la más honesta sororidad, desnuda de toda soberbia, cansada, confundida, humana.
Ni leona ni mamífera, humana atrapada en mis pensamientos que intento me suelten para seguir fluyendo.
Espero me entiendan, espero no me juzguen, espero con toda mi alma abierta en este post, que sepan perdonarme”. Así cerró Ariana su relato en Instagram, que inmediatamente tuvo miles de reacciones.





View this post on Instagram

Vine a pedir perdón. Así, sin maquillaje, sin pose, sin máscara. Vine a pedir perdón por creerme más arrecha que tú porque yo quiero parir natural, sin anestesia y humanizada. Te pido perdón si te hice sentir menos porque te hiciste una cesárea programada. Somos iguales, ambas mamás repletas de amor trayendo hijos al mundo. Pido perdón si te hice sentir mal porque yo tengo una doula y me siento empoderada, leí, investigué y estoy dispuesta a esperar 42 semanas con una panza gigante. Porque es facilito perder la paciencia y que la vida te lleve por delante, yo también la he perdido y he llorado y he tenido mucho, muchísimo miedo. Te pido perdón si he sido soberbia cuando me quisiste aconsejar. Mi instinto me guía, pero tus consejos vienen del amor y de tu experiencia y yo no soy nadie para desecharlos. Te pido perdón porque cuando me preguntaste mi fecha de parto te quise dar lecciones sobre el parto natural sin fecha y esa no es manera de contestarle a nadie que se preocupa por mi con genuino cariño. Te pido perdón porque no soy mejor que tú ni que nadie porque quiero dar teta y no fórmula, porque haré crianza respetuosa, porque concebí a mi hijo sin tratamientos y es muy de pajúa verte para abajo porque tú elegiste otros caminos. Hoy he llorado mucho. Hoy necesito reconectar con la humildad, dejar el ego de lado y entregarme a los misterios. Necesito aceptar que he sido soberbia y que ese no es el lugar desde el que comenzar ninguna maternidad nada. Te pido perdón si no entendiste el nombre de mi hijo y te angustiaste por él, te pido perdón si no conoces a mi mamá y asumiste cosas que no son de su personalidad, pido perdón a mi propio hijo en la panza por creer que controlo su universo. Te pido perdón si te daba miedo bañarte en el mar o caminar por el bosque o tomar sol. Yo he sentido miedo de otras cosas que quizás tú no. Las abrazo a todas desde la más honesta sororidad, desnuda de toda soberbia, cansada, confundida, humana. Ni leona ni mamífera, humana atrapada en mis pensamientos que intento me suelten para seguir fluyendo. Espero me entiendan, espero no me juzguen, espero con toda mi alma abierta en este post, que sepan perdonarme.

A post shared by Arianna Arteaga Quintero (@arianuchis) on

Comentarios

comentarios