Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Destacados

La reina Isabel despidió a Felipe, el secreto detrás del trono

El duque de Edimburgo descansará en la bóveda ubicada debajo de la capilla, lugar donde se encuentran varios reyes

Cortesía

Caracas.- En un contexto marcado por la pandemia, el emotivo funeral del duque de Edimburgo se escenificó este sábado en el castillo de Windsor, Reino Unido, en una ceremonia íntima y familiar organizada por el propio rey consorte.

Lea también: "Funeral del duque de Edimburgo podrá ser visto en línea desde YouTube"

La procesión fúnebre se movilizó desde el Cuadrángulo del Castillo de Windsor hasta la Capilla de San Jorge, mientras que el ataúd estaba cubierto con el estandarte personal, espada y el gorro naval del príncipe Felipe, acompañado por una corona de flores, que fue transportada por un Land Rover verde, diseñado especialmente por el duque, además representantes de las Fuerzas Armadas y los miembros de la Familia Real protagonizaron el acto.

La reina Isabel II llegó mientras sonaba el himno nacional y el Bentley real se detuvo junto al ataúd de su pareja sentimental, en simultáneo, los cañones disparaban y las campanas sonaban en memoria del duque.

Detrás del ataúd se encontraba la procesión real, encabezada por los hijos de Felipe: el príncipe Carlos, la princesa Ana, el príncipe Andrés y el príncipe Eduardo, seguidos de los nietos, incluidos el príncipe William y el príncipe Harry, separados por su primo Peter Phillips.

Entre los asistentes se encontraban miembros de alto rango de la realeza, así como parientes y amigos cercanos del duque, entre ellos Bernhard, el príncipe heredero de Baden, Penny Brabourne, la condesa Mountbatten de Birmania y el príncipe Donatus, Landgrave de Hesse.

Los miembros de la familia real rompieron con la tradición de llevar vestimenta militar, en cambio vistieron abrigos de mañana con medallas o vestidos formales, esto en respuesta al vínculo entre el príncipe Andrés, quien se retiró de sus servicios de almirante en el 2019 y el pedófilo convicto Jeffrey Epstein.

Foto: The Times

Más momentos memorables

La reina fue llevada a la Capilla de San Jorge en compañía de una dama, antes de sentarse sola en la parte delantera de la iglesia, donde inclinó la cabeza durante el minuto de silencio nacional.

Más de 700 militares miembros de la Royal Navy, Royal Marines, el Ejército Británico y la Royal Air Force brindaron apoyo ceremonial afuera en honor a la condecorada carrera militar de Felipe.

La pauta musical inició con "The Last Post", interpretado por los Royals Marines, canción que indica que un soldado ha ido a su lugar de descanso final. Entre las lecturas de la ceremonia destacaron Eclesiástico 43 y Juan 11.

Luego el coro de cuatro personas, acompañado por el órgano cantó piezas seleccionadas por el duque, incluida «Jubilate in C» de Benjamin Britten, además cantaron una adaptación del Salmo 104, que el duque solicitó que William Lovelady le pusiera música, cuya pieza se había presentado en la celebración del cumpleaños número 75 del príncipe.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.
Foto: @RoyalFamily

El último adiós

Luego el ataúd del duque fue bajado a la bóveda real, donde muchos miembros de la familia real han sido enterrados, lugar en el que el príncipe Felipe fue enterrado con un motor eléctrico debajo del piso del quire en la Capilla de San Jorge en Windsor.

El descenso del ataúd normalmente se efectúa en privado, pero el momento se transmitió frente a millones de espectadores como una primicia histórica y vio al Decano de Windsor entregar el elogio del Duque de Edimburgo antes de que bajaran su ataúd.

El ataúd permanecerá allí hasta que muera la monarca británica, cuando eso suceda, los restos del príncipe Felipe serán trasladados a la capilla conmemorativa del rey Jorge VI para que permanezcan junto a ella.

El final de este servicio fúnebre fue marcado por las cornetas de los Royal Marines que interpretaron "Action Stations", un llamado que tradicionalmente se haría en un buque de guerra naval para significar que todos los hombres deberían ir a los puestos de batalla.

Por último, el arzobispo de Canterbury pronunció la bendición antes de concluir la ceremonia con el himno nacional.

Foto: Jonathan Brady

Duques de Sussex

Fue la primera vez que el príncipe Harry asiste a un evento publicitado con su familia desde la explosiva entrevista con su esposa Meghan, la duquesa de Sussex y Oprah Winfrey.

William y Harry hablaron mientras salían del funeral, después de una decisión improvisada de algunos miembros de la familia real de caminar de regreso al castillo, a pesar de que se les habían colocado vehículos estatales.

Los agentes de policía rodearon el Palacio de Buckingham y el Castillo de Windsor en una operación de seguridad de alerta máxima para controlar a simpatizantes que intentaban presenciar el acto.

Limpiaron los desagües y los ríos que rodean el castillo en busca de amenazas a la seguridad y en Londres se cerraron todas las carreteras alrededor del Palacio de Buckingham.





Artículos relacionados

Destacados

Comisiones policiales se trasladaron hasta el populoso sector capitalino

Destacados

En el curso participarán aliados nacionales e internacionales en materia de gobernabilidad, derechos humanos, política y comunicación

Destacados

En un artículo publicado en la revista Democratización del Instituto de Estudios Políticos FORMA, el profesor universitario dijo que el régimen ha profundizado la...

Destacados

El funcionario del Gobierno de Maduro respaldó a las nuevas autoridades elegidas para presidir el CNE