article-thumb
   

La trágica muerte de un hombre que cumplió las fantasías de su novio (+Fotos)

Jessica Dirinot | 14 octubre, 2019

Caracas.- Un hombre estadounidense, Tank Hafertepen, perdió la vida en octubre del año 2018, luego de que se inyectara desde 2014 varias dosis de silicona en sus testículos. La madre del joven demanda actualmente al quien era su novio y cinco hombres más, los cuales eran tildados como sus “cachorros”.

Lea también: ¡Por si acaso! Así es como la reina Isabel II evita ser envenenada durante sus comidas

Según información suministrada por el portal digital Daily Mail, Linda Chapman, la madre de Hafertepen, presentó una demanda en el condado de King, Washington, en septiembre, por la muerte de su hijo en octubre de 2018.





Junto con su otro hijo Ben, Linda busca daños punitivos, alegando que el “maestro”, Dylan Hafertepen, y sus “cachorros”, Daniel Balderas Hafertepen, Charles Osborn, Matthew Scott y Philip Myers, ayudaron a manipular y humillar a Tank para que se inyectara los testículos, lo que significaría un especie de juego erótico entre éstos hombres.

Se dice que Tank comenzó las inyecciones de silicona en 2014 por orden de Dylan. Esta situación lo llevó hasta su muerte como parte de la supuesta escena de “culto” en Seattle, liderada por Dylan, quien requería que sus seguidores tuvieran unos escrotos hinchados junto con otros atributos físicos.

La pareja, que administraba cuentas populares de redes sociales, presuntamente publicaba fotos en las que estaban sin camisa, en suspensorios y arneses, o desnudos. Asimismo, en muchas de las imágenes, los cachorros, incluido Tank, se ven con testículos agrandados.





Cuando uno de sus fanáticos le preguntó a Tank qué tan grande pretendía que su escroto se convirtiera, él respondió: “El Maestro decidirá cuándo es suficiente”.

 

Linda afirma que el 'maestro' Dylan Hafertepen y sus 'cachorros' Daniel Balderas Hafertepen, Charles Osborn, Matthew Scott y Philip Myers ayudaron a manipular y humillar a Tank, en la foto

Comentarios

comentarios