article-thumb
   

La última reunión del Gobierno con los banqueros dejó al descubierto otro plan de Maduro

Danny Leguízamo | 12 junio, 2019

Caracas.- Ya fue discutido y aprobado. El Gobierno de Nicolás Maduro ordenará a los bancos el financiamiento de proyectos agrícolas a través de Agrosur. No es opcional, sino con carácter obligatorio. Esta información, que revelamos en exclusiva en El Cooperante el lunes pasado, ha dejado al descubierto otro plan de Maduro. Un plan en el que los protagonistas son los banqueros y sus bancos.

Le puede interesar: Exclusiva: Gobierno obligará a la banca a financiar proyectos agrícolas

El Gobierno de Maduro tiene plan. Necesita dólares y necesita también reactivar la economía. Tras asesinar a Petróleos de Venezuela y acabar con las reservas internacionales, en días pasados el presidente de facto ordenó a su tren ministerial la monetización del oro y los diamantes del país. Busca liquidez a como de lugar.





Pero la última reunión con los banqueros revela otra parte del plan del régimen para subsistir, pues Maduro y la cúpula creen que sobrevivirán al 2019:

-Porque obliga a los bancos a financiar proyectos agrícolas en un contexto en el que el encaje legal fue aumentado a 57% y el encaje legal marginal a 100%, comprimiendo el crédito hasta desaparecerlo y en consecuencia, logrando que colapse la banca. Dentro del Gobierno, la opinión es que los bancos -y los banqueros- tienen suficientes recursos para soportar el vendaval. De hecho, los banqueros nunca se negaron a cumplir la instrucción, pero se resistieron a otorgar el financiamiento a particulares con dudoso historial crediticio. Esta petición fue escuchada por el régimen y luego se tomó la decisión de utilizar a Agrosur como receptor de los créditos.

-Obligando a los bancos al financiamiento de los proyectos y desechando la idea de fabricar dinero electrónico, Maduro reconoce que el problema de la hiperinflación tiene un origen monetario. De allí que también comprimiera el multiplicador del dinero bancario disparando el coeficiente del encaje legal y marginal a niveles leoninos.





-Pero obligando a los bancos a financiar proyectos en bolívares, los obliga también, por retruque, a liquidar dólares que entrarían al sistema. 

-Y el sistema depende de las mesas de cambio, operadas por bancos públicos y privados.

La fuente próxima al sector financiero que reveló los resultados de la reunión, concluye: “El Gobierno quiere migrar al modelo chino“.

Comentarios

comentarios