Connect with us

Sucesos

"La vida me pareció una experiencia horrible": la carta del joven que se suicidó en Lara

El hecho ocurrió pasadas las 2 de la tarde del martes 6 de febrero

Foto del avatar

Publicado

/

depresión

Caracas / Foto Portada: El Correo Web.- La reciente muerte de un joven en Barquisimeto, estado Lara, ha conmocionado a la comunidad y ha puesto de relieve la necesidad de abordar el tema del suicidio de manera abierta y honesta.

Lea también: Menores de edad eran captadas con falsas promesas de empleo en Perú

De acuerdo con información publicada en La Prensa de Lara, el joven de 25 años de edad murió al caer del tercer piso de un edificio, ubicado en el sector Alí Primera, al norte de Barquisimeto.

El hecho ocurrió pasadas las 2 de la tarde del martes 6 de febrero. Minutos antes, vecinos reportaron que un joven estaba en el techo de un edificio y amenazaba con lanzarse. Aunque personas intentaron evitar su muerte, aseguran que todo fue muy rápido.

El cuerpo del joven fue trasladado al Hospital Central Antonio María Pineda. Tras su muerte, se pudo conocer sobre una conmovedora carta que escribió y publicó en su cuenta de Facebook.

Tristeza, rechazo y dolor

El joven describió una vida marcada por la tristeza, la soledad y el dolor. Cuenta que se sentía excluido, incomprendido y sin esperanza. Su pasión por el arte y por la vida asegura que se había “marchitado” y que ya nada le producía alegría.

Advertisement

“Siempre he tenido que soportar ser excluido, alejado, menospreciado y hasta humillado. Desde muy pequeño lo único que recuerdo es sentirme mal conmigo mismo, que no debí nacer, que no debí existir (…) En algún punto logré estar feliz conmigo mismo, pero ahora ya no es así (…) Ya no me encuentro en ningún lado, ya nada de lo que generaba un sentimiento me produce algo, ahora mis planes se sienten como deberes. Perdí mi pasión por el arte, perdí mis ganas de reír, perdí el amor por tatuar, por vestirme, por salir… Y duele muchísimo”, describe el joven en su carta.

Agrega que su familia, amigos, como todas las personas que lo rodeaban, no lograron comprender la magnitud de su dolor. Sus palabras de aliento, sus consejos, sonaban huecos, carentes de la genuina compasión que tanto anhelaba.

“Lo único que recibo a cambio, tanto de mi familia como de los demás, es rechazo, que no soy suficiente, que no soy capaz, que no puedo hacerlo solo, que no sirvo, que soy un inútil y que nada de lo que hago sirve, nunca ha sido suficiente y siento que tampoco lo será. Que soy complicado de amar, de entender y que nadie toma en serio lo que tanto me duele. Siempre me siento solo y cuando salgo, siempre me siento juzgado, criticado y señalado. Que nunca me valoran lo que hago por lo demás, y todo ya se siente tan falso, los consejos, los ‘yo estoy aquí para ti’ se sienten tan falsos, no se sienten genuinos”, dijo.

Despedida de su gran amor

El amor, esa fuerza que da sentido a la vida, también le fue esquivo. Su corazón solo albergaba un amor verdadero, un amor imposible que ahora lo acompañaría en su viaje final y a quien le dedicó sus últimas palabras.

“A rubí... por favor, sabes lo mucho que luché por quedarme, déjame ir, lo siento mucho por el dolor que te causé con esto, pero en el cielo te estaré esperando, con una casa bonita, un anillo de matrimonio, un gato, muchos conejos, un perrito y con tulipanes en mis manos para dártelos a ti, siempre serás mi gran amor, mi único amor verdadero en el mundo, te amaré por siempre hasta que el universo deje brillar y después de eso te seguiré amando, te seguiré amando por siempre, te amo”.

Advertisement

La súplica de Damián, como se identifica en su cuenta de Facebook, es un espejo que refleja la cruda realidad de muchas personas que batallan en silencio contra la depresión que los consume. El dolor puede ser mortal.

Casos en Venezuela

Según el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), en el país se ha contabilizado hasta mediados de mayo de 2023, 162 suicidios y 32 intentos.

La organización expone, en su publicación del 15 de junio de 2023, que Venezuela no está entre los países con las cifras de suicidio más altas de Suramérica, que encabeza Guyana, Surinam, Bolivia y Uruguay, sin embargo, destaca que entre 2015 y 2018 pasó de 3.8 a 9.3 suicidios por cada 100 mil habitantes. Para 2023 la cifra se mantenía entre hombres de 30 a 64 años y jóvenes entre 15 y 24 años.

Las causas del suicidio son complejas y variadas. Pueden incluir factores genéticos, biológicos, psicológicos y sociales. Sin embargo, hay algo que todos los casos de suicidio tienen en común: la persona que se suicida siente que no tiene otra salida.

Ayuda profesional

Recientemente, la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) presentó el Programa de Prevención del Suicidio, iniciativa de la escuela de Psicología, como propuesta académica y de extensión para enfrentar este problema de salud pública.

Advertisement

De acuerdo con la información reseñada en El Ucabista, el programa tiene como propósito investigar este fenómeno e intervenir educativa y psicosocialmente en comunidades de Mérida, Zulia y Caracas. 

El plan de trabajo contempla ejecutar varias actividades en el páramo merideño, del 18 al 25 de febrero, en las que 10 profesores y 10 alumnos llevarán a cabo evaluación psicológica, intervención clínica y comunitaria, e investigación.

Los interesados en conocer más sobre el Programa de Prevención del Suicidio de la Escuela de Psicología de la UCAB pueden seguir la cuenta @Psicologia_UCAB en X e Instagram.

También pueden visitar la página https://psicologia.ucab.edu.ve/



Advertisement

Tendencias