article-thumb
   

Laidy Gómez: “Violencia de autoridades truncó los sueños de un niño de 16 años”

El Cooperante | 2 julio, 2019

Caracas.-La gobernadora del estado Táchira, Laidy Gómez, se pronunció este martes sobre el caso que afectó la vida del joven tachirense Rufo Chacón, al señalar que lo ocurrido no fue una acción por el uso de la fuerza pública, sino una violencia desproporcionada que cegó el sueño de un niño, al ser atacado por la policía en medio de una protesta por falta de gas en el municipio Cárdenas.

Le puede interesar: Señor Maduro: los militares son fieles hasta que dejan de serlo

“Hoy apagaron la luz a un joven de apenas 16 años; le cegaron la vida, sueños y futuro a razón de la violencia desproporcionada por orden de quien dirige el ente policial. Y hoy luego de este hecho triste y vergonzoso, recuerdo que Politáchira está intervenida desde hace 20 meses por el Ministerio de Interior y Justicia, y puesta a disposición del régimen”, indicó Gómez, según una nota de prensa.

La mandataria regional además aseguró que si la Policía del estado Táchira estuviese bajo el control operativo de la Gobernación del estado, jamás se atacaría a los ciudadanos, no se usaría la violencia para coartar el derecho a la protesta, más aún cuando hay un pueblo golpeado, vulnerado y al cual se le han quitado los servicios básicos.

“A Rufo le fueron extraídos 52 perdigones de su rostro, decenas de ellos acabaron con sus ojos a pesar del intento del equipo médico por salvar su globo ocular. No hay lesión, no es tan simple, acabaron totalmente con su visión; fue una masacre en contra de un adolescente indefenso. Se repite el formato de violencia del 2014, 2017 y del 23 de febrero de este año”, sentenció la gobernadora.

Para Gómez, lo vivido este lunes 1 de julio en Táriba no es un hecho aislado, es parte de la violencia recurrente usada contra la ciudadanía por parte del régimen, cuando se hace uso del derecho a manifestar tal y como lo establece la Constitución nacional frente al descontento por la desidia de un gobierno incapaz.

“Ayer protestaban los habitantes de Cárdenas que desde hace tres meses no tienen gas, lo mismo hacían los ciudadanos del municipio García de Hevia. En Táchira se protesta porque no hay servicios públicos; no hay luz, gasolina, ni gas y este adolescente acompañaba a su madre a reclamar que no tenían cómo cocinar y por ende alimentarse”, añadió.

Lamentó la gobernadora que en Venezuela las madres sigan padeciendo el dolor de ver a sus hijos atacados y violentados por un régimen indolente, “es una tragedia humana”.

Condenó además la actuación policial, que como cualquier otra acción que emprende un cuerpo de seguridad no obedece a decisiones personales “eso es falso”.

Aseveró que las directrices del régimen el pueblo las conoce “son órdenes emanadas por los altos mandos y es claro que el objetivo de estas acciones criminales es acabar con las manifestaciones a costa de lo que sea, incluso la vida de un joven que hoy ha quedado ciego producto de la crueldad de unos funcionarios policiales adscritos a un cuerpo policial intervenido”.

Destacó la actuación inmediata del equipo multidisciplinario de la Gobernación del Táchira frente a este hecho, “desde el primer momento los equipos de Protección Civil y Corposalud acudieron a prestar la atención requerida a los heridos, ya que es nuestra prioridad como gestión democrática y respetuosa de los derechos humanos atender a quienes son afectados en protesta, brindando ayuda tanto a las víctimas como a sus familiares, y éste fue el caso de la madre de Rufo y de su hermano que también sufrió lesiones”,

Comentarios

comentarios