article-thumb
   

Largas colas, pernoctas y más burocracia marcan el adiós del pasaporte exprés

El Cooperante | 15 septiembre, 2018

Caracas/Foto e información de Crónica.Uno.- Aproximadamente desde julio se encuentra inhabilitada la opción que permitía obtener el pasaporte en menos tiempo. El llamado “pago exprés” representaba la opción que muchas personas utilizaban para agilizar la obtención de su documento de viaje, o al menos esa era la idea. Desde que entró en funcionamiento este mecanismo, usuarios han reportado por redes sociales que para realizar el pago deben ingresar a la página en la madrugada o a horas aleatorias del día.

Lea también: Trámites para pasaportes se mantendrán en base a Unidad Tributaria del 20 de junio

Pero desde hace casi dos meses el acceso general a dicha web se encuentra inhabilitado, por lo que quienes quieren completar el proceso deben dirigirse a la sede principal del Saime y cancelar el monto allí mismo por transferencia o con tarjeta de débito o crédito, según explica un funcionario del ente cuya identidad pidió que fuera reservada.

La ineficiencia de este sistema ha propiciado la aparición de gestores que ofrecen hacer la cancelación en un lapso que varía entre tres y cinco días. Al principio, el cobro se efectuaba en bolívares, por una cantidad que supera hasta por tres o cuatro veces el monto legal del trámite; sin embargo, personas consultadas por Crónica.Uno admitieron haber pagado en dólares -bien sea por hacer el trámite completo o solo la vía exprés-, práctica que se ha incrementado recientemente debido a la constante devaluación que sufre la moneda diariamente.

El mecanismo rápido no es el único inconveniente que tienen los usuarios para obtener su pasaporte, ya que es necesario que, con anterioridad, quien lo solicita tenga aprobados todos los requisitos técnicos y de seguridad que forman parte del documento.


Para optar al pago exprés es necesario que los siete primeros pasos del trámite cuenten con el visto bueno del Saime. Quienes presenten inconvenientes con ello obligatoriamente tienen que ir, al menos con dos días de antelación, a la sede principal para así exponer su caso con la esperanza de ser atendido. La falta de respuesta del ente migratorio ha generado la aparición de más gestores que ofrecen resolver estos casos sin la necesidad de ir al edificio cercano a la plaza Miranda.

Más de un mes tienen los alrededores de la plaza Miranda, frente a la sede principal del Saime, mostrando la misma cara: personas pernoctando desde comienzos de la noche hasta la mañana siguiente para así poder ser atendidas por un ente cada vez más burocrático, pese a los intentos fallidos de agilizar sus procesos por internet.

Comentarios

comentarios