article-thumb
   

Las casas de apuestas deportivas: de lo tradicional a lo digital en el siglo XXI

El Cooperante | 12 septiembre, 2018

Caracas.- Centenares de miles de personas acuden diariamente a nivel mundial a las apuestas deportivas como método para obtener dinero fácil, que ahora comienza a trasladarse de lo tradicional del siglo XX a lo digital del siglo XXI. Pero: ¿Qué son realmente las apuestas?

Las apuestas son el juego más antiguo del que se tenga constancia. La civilización griega fue pionera. Más tarde le siguieron los romanos. Y luego no hubo retorno entre los siglos XVIII y XIX: se hizo viral.

Por regla general, una apuesta se basa en procurar la predicción de un resultado de algún campeonato o encuentro deportivo. Por ejemplo, el resultado de un juego de béisbol entre los Yankees de Nueva York y los Marineros de Seattle. Si el apostador pone su capital sobre un resultado a favor de los Yankees y esto ocurre de esa manera, obtendrá ganancias por encima del capital colocado. Pero si, por el contrario, apuesta a los Yankees y estos pierden el juego, entonces el apostador habrá perdido todo el capital invertido.

La lista de apostadores que pierden año tras año es gigantesca. Pero también un porcentaje de quienes se atreven a apostar, obtienen ganancias. La pregunta clave es qué tan ilegales son las apuestas, particularmente por Internet, un método que ha viralizado todavía más las apuestas y que las ha convertido en un mecanismo mucho más accesible de lo que era en otros tiempos, pues las redes permiten que las apuestas se hagan desde una computadora o teléfono móvil.

La legalidad de las apuestas deportivas o juegos de azar por internet, dependen de las leyes establecidas en el país en el que se realizan. Muchos países tienen disponible una licencia para el funcionamiento de casinos en línea, y así los que controlan y rigen bajo sus propias leyes. Por ejemplo, existen webs de apuestas deportivas que no solo permiten participar con apuestas, sino que además, “enseñan” al potencial usuario a desenvolverse en el área. Este tipo de web está creciendo en popularidad, aunque las apuestas “en vivo y directo” -lo tradicional- no dejan de ser un clásico en los adictos a la materia.


Tal como el dinero digital -el Bitcoin, por citar un criptoactivo- las casas de apuesta mudan progresivamente a lo electrónico, pero conservando la esencia original: la predicción de un resultado con ganancias o pérdidas para el apostador.

Comentarios

comentarios