Connect with us

Nacionales

Las claves del nuevo relanzamiento de la Mesa de la Unidad Democrática

Publicado

/

Caracas.- Ahí va otra vez la MUD. Se alistan para un relanzamiento. Es Ramón Guillermo Aveledo quien estará al mando de nuevo. Habrá reformas en el reglamento ya discutidas en abril, según un documento al que tuvimos acceso en El Cooperante. En el mismo, se prevé un voto por cada partido que integra la coalición (anteriormente se procedía con votos paritarios, en función de la fuerza electoral de cada tolda); habrá un mínimo requerido de 5 partidos para el quórum; las decisiones en materia ordinaria se adoptarán con 5 partidos; las decisiones en materia extraordinaria, con 5 partidos siempre y cuando reflejen al menos 84 votos dentro de la Asamblea Nacional; existirá una coordinación ejecutiva, una política y otra operativa; un consejo de unidad y un grupo de tareas, para la ejecución de los objetivos aprobados.

Lea también: Ramón Guillermo Aveledo volverá a coordinar la MUD, según Simón Calzadilla

Largo ha sido el camino. Largos los desencuentros y escasos los momentos de unidad. El Gobierno aprovechó y dividió. La MUD, de alguna manera u otra, lo permitió. Ni siquiera el poderoso G4 se mantuvo del todo unificado en momentos clave. Un Nuevo Tiempo terminó dividido con la salida de figuras como Enrique Márquez. Voluntad Popular ha padecido la persecución de todos sus jefes. Primero Justicia ya tiene fuera del país a Julio Borges y se rumora que Henrique Capriles también está fuera, aunque no es confirmado. Y Acción Democrática sobrevive con cuatro gobernadores (auto excluidos por desacato), y el liderazo que sobre esa tolda ejerce Henry Ramos Allup, quien se supone, era la pieza para una candidatura presidencial de consenso o primarias en la Oposición.

Pero la coyuntura debilitó a la MUD. Primero fue desplazada por la propia Asamblea Nacional. Luego tomó oxígeno con las protestas de 2017, pero volvió a desinflarse con los resultados de las elecciones regionales y la abstencion en las municipales. El cuadro era de terapia intensiva. En ese punto aparentemente muerto irrumpe el denominado Frente Amplio, cuyas convocatorias de calle no han tenido el resultado esperado por la dirigencia. La victoria, por así decirlo, de la abstencion en las elecciones presidenciales, es un asunto que debe ser capitalizado por la dirigencia y que todavía, en verdad, no ha podido lograrse a una semana del sainete organizado por la dictadura.

Ahora, con nuevo reglamento y la figura de Ramón Guillermo Aveledo, dentro de la coalición insisten en que el Frente Amplio seguira funcionando con absoluta normalidad, pues el mismo, agrupa a "todos" los factores que no hacen vida dentro de la MUD, como los estudiantes y el denominado "chavismo democrático".



Advertisement

Tendencias