article-thumb
   

Las confesiones de Rose McGowan sobre escándalo de abuso sexual de Asia Argento

El Cooperante | 28 agosto, 2018

Caracas.- La actriz Rose McGowan, que junto a Asia Argento se levantó como una de las mayores voces y figuras del movimiento feminista #MeToo -Yo también-, instó a la directora de cine a hacer “lo correcto”, en relación a la acusación que pesa en su contra sobre un presunto abuso sexual a un menor.

Lea también: La reveladora foto de Asia Argento con Jimmy Bennett en la cama tras “agresión sexual”

 “Asia, eras mi amiga. Te quería. Has gastado y has arriesgado mucho para defender el movimiento Me Too. Espero de verdad que encuentres el camino en este proceso hacia la rehabilitación y la mejora. Todo el mundo puede ser mejor, espero que tú también puedas. Haz lo correcto. Sé honesta. Sé justa. Deja que la justicia siga adelante. Sé la persona que querrías que hubiera sido Harvey Weinstein”, insta McGowan a Argento, en un comunicado enviado a los medios de comunicación.

La intérprete de Paige Matthews en la serie de televisión Charmed -Hechiceras- se pronunció este lunes, casi una semanas después de que la actriz Asia Argento fuera acusada por el actor Jimmy Bennett de haberlo agredido sexualmente en una habitación de hotel cuando solo tenía 17 años, en un estado -California- donde mantener relaciones íntimas con un menor de edad es penado por la ley.

En el mensaje, McGowan confesó que fue su pareja, la modelo andrógina Rain Dove, quien se enteró a través de una conversación que mantuvo con la propia Argento que, efectivamente, la actriz italiana sí se había acostado con Bennett.


“Rain también me contó que Asia le había narrado que había estado recibiendo desnudos de Jimmy desde que éste tenía 12 años. Asia mencionó que ella no tomó ninguna medida con respecto esas imágenes. No informó a las autoridades ni a los padres ni bloqueó las redes sociales de Jimmy. Ni siquiera un simple mensaje: ‘No me envíes estas imágenes. Son inapropiadas”, cita el texto.

Luego de que Dove le revelará todo esto a McGowan, la modelo decidió llevar el material que tenía a la policía, sin embargo, dos días después de hacerlo, los mensajes se habían filtrado a los medios de comunicación.

“Lo duro fue darme cuenta de golpe de que todo cuanto defendía el movimiento #MeToo estaba en riesgo. Casi 48 horas después -de entregar el material a la policía-, los mensajes estaban en la prensa”, explica McGowan.

Hace más de una semana, el diario The New York Times aseguró en una publicación que Argento había llegado a un acuerdo extrajudicial con el también músico Bennett, a quien le pagó 380.000 dólares para silenciar las acusaciones de supuesto abuso sexual.

Días después, la directora italiana reconoció ante la opinión pública el pago, sin embargo, rechazó terminantemente las acusaciones en su contra, pues afirmó que se encontraba profundamente conmocionada y herida” por las noticias “absolutamente falsas” que han difundido sobre su persona.

Es triste perder a una amiga. Pero más triste es lo que le ha pasado a Jimmy Bennett”, indica McGowan. “Sea verdad o no la extorsión, no es justo y no está bien. Es la clase de cosa contra la que yo he luchado junto a tantos otros. La razón por la que no había sacado un comunicado es porque francamente este caso me ha servido de extrema cura de humildad […]. Como víctima, mis sentimientos de furia están justificados. Pero sé que los acusados son amigos, padres y familiares de otras personas […]. Deberíamos encontrar una mejor manera de equilibrar el apoyo a las víctimas con el derecho al debido proceso de los acusados”, concluye Rose McGowan.

Comentarios

comentarios