Connect with us

Internacionales

¡Qué triste! Las costumbres de expresidentes de EE.UU. que no tiene Donald Trump

Publicado

/

Caracas, 2 de marzo.- El presidente estadounidense Donal Trump, a parte de polémico, también tiene unas costumbres que se diferencian de sus antecesores: no lee libros, no practica deporte y tiene una dieta poco saludable.

Barack Obama solía terminar sus días de trabajo leyendo en el Despacho Oval de la Casa Blanca, aseguraba que los libros lo ayudaban a "tener perspectiva" sobre los acontecimientos en el mundo, además de "reflexionar y ser autocrítico".

Lea también: Diputado mexicano subió a valla fronteriza para demostrar a Trump que “es absurda”

La costumbre de George W. Bush consistía en salir a correr o jugar con sus perros antes de iniciar su jornada y descansaba las ocho horas recomendadas para poder rendir ante las exigencias del cargo.

Y Bill Clinton consideraba fundamental correr tres veces por semana para "desconectarse" mentalmente de la rigurosidad de su trabajo.

Advertisement

Estas costumbres de los expresidentes son completamente distintas. Trump se levanta antes de las seis de la mañana, aunque comienza a trabajar a las nueve de la mañana. Según The New York Times, el Mandatario de los Estados Unidos dedica ese tiempo a ver los programas matutinos de la televisión en la Casa Presidencial. También lee los periódicos, a los que suele catalogar de "deshonestos" como The Washington Post.

Pero eso no es todo, de acuerdo con The Washintong Post, Trump termina las seis o siete horas laborales tal como comenzó su día: viendo la televisión y, en algunos casos, interactuando en sus redes sociales, una característica que lo diferencia, publica El País.





Tendencias