article-thumb
   

Las cuatro revelaciones de un exdgcim que generarán discordia en la cúpula madurista

El Cooperante | 20 marzo, 2019

Caracas.- El teniente de la Aviación Ronald Alirio Dugarte Silva denunció este miércoles ante la Organización de Estados Americanos (OEA) las torturas a las que son sometidas los presos políticos que se encuentran recluidos en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) en Boleita, Caracas.

Lea también: “Condiciones no son óptimas”: Teniente dijo que Rodríguez Torres está grave de salud

Dugarte Silva mostró videos que desmontaron en cuestión de minutos el argumento del Gobierno de Nicolás Maduro de que en el país se respetan los derechos humanos. En uno de los audiovisuales aparece el capitán de la Guardia Nacional Bolivariana, Juan Caguaripano, sentado en una camilla en lo que parece ser una huelga de hambre porque no se le estaba prestando el apoyo del servicio médico que requería, debido a que tenía varios días con dolores estomacales y orinaba sangre.





El teniente desertor mostró otro video que logró grabar del coronel Jhony Mejías Laya, quien estuvo durante un mes en el piso con los ojos vendados y con las manos atadas hacia atrás. Para poder registrar las imágenes, se guardaba su celular en un área secreta de su camiseta.

Las cuatro revelaciones de la discordia

1.- “Principalmente, todos sabemos qué es la tortura; nunca me imaginé haber llegado a esas investigaciones. Lo segundo es el trato, los tratan como si fueran animales, no se les brinda sus derechos al servicio médico, a salir a tomar sol un rato, todo el tiempo es una opresión, tanto física como psicológicamente. Tengo varios funcionarios de la Dgcim que también quisieran aportar información, pero tienen miedo, no tienen el coraje para hacer lo que estoy haciendo yo. Ellos temen a lo que el régimen haga en contra de sus familiares”.

2.- “Uno de los motivos principales por los que decidí desertar fue porque uno de los prisioneros al que le brindé toda mi confianza me pidió el favor de que yo le mostrara al mundo lo que está pasando con los prisioneros políticos del régimen. Otro motivo por el cual deserté es porque no estoy de acuerdo con las torturas que pasan en la Dgcim y porque todos sabemos lo que está pasando en la población venezolana”.





3.- “Hablé con un prisionero torturado y le pregunté en qué lugar fue torturado y me respondió que no sabía porque estaba totalmente vendado, pero sí sabía que en ese lugar se encontraban individuos con acentos extranjeros de origen cubano. Ese prisionero me contó que fue sometido a descargas eléctricas, asfixia con bolsas plásticas, colgamientos, golpes contundentes en áreas vitales e inyecciones con sustancias desconocidas”.

4.- “Los colectivos son adiestrados, formados, entrenados, equipados y armados militarmente, además de eso, portan credenciales de la Dgcim, lo que les da aún más poder de hacer y deshacer. Ellos extorsionan, secuestran, torturan y asesinan. Así como pasa en la Dgcim, pasa igualmente en el Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) y en la FAES (Fuerza de Acciones Especiales). Podría decir que el Gobierno ha adiestrado a paramilitares con el nombre de colectivos para no crear pánico en la nación”.

Comentarios

comentarios