article-thumb
   

Las deplorables condiciones del Terminal La Bandera a pesar de recibir una millonada en recursos

El Cooperante | 2 diciembre, 2018

Caracas.- Líderes vecinales organizados en el Frente en Defensa del Norte de Caracas ejecutaron inspección ciudadana a las instalaciones del Terminal La Bandera evidenciando una situación alarmante que incluye fallas generales en el alumbrado, baños destruidos, y ningún sistema contra incendio.

Lea también – Érika Farías: “Se inició el mes de diciembre venciendo y con nosotros no podrán”

Los vecinos desmintieron a la alcaldesa Érika Farías quien hace días en rueda de prensa anuncio que se estaban realizando remodelaciones a la estructura tras haber recibido un presupuesto milmillonario. Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, develó que al recorrer el terminal se puede observar una realidad dantesca, con personas tiradas en el piso como animales sudando a chorros ya que no funciona el sistema de aire acondicionado.

“Los pasillos parecen una cueva de lobos al haber casi una ausencia absoluta de iluminación, ya que solo sirve el 25% de los bombillos y que decir de los baños los cuales se encuentran en un estado deplorable”, indicó. Rojas detalló que durante el mes de noviembre el Concejo Municipal de Libertador le aprobó a la alcaldesa la astronómica cifra de Bs.S 87.248.560 para una rehabilitación total del terminal, pero la realidad que vemos un mes después es un escenario deplorable donde en la inspección ciudadana no se observar ni a un obrero trabajando. “Erika Farías tubo el tupe hace pocos días dar una rueda de prensa en las puertas de La Bandera anunciando con bombo y platillos la restauración de la estructura, pero la verdad es que le mentiste descaradamente a los caraqueños”.

El miembro de Caracas Ciudad Plural y la Asamblea de Ciudadanos de Candelaria calificó la realidad actual de Terminal La Bandera como una trampa mortal para los miles de usuarios que lo usan diariamente para trasladarse a distintos rincones del país. “De producirse una tragedia como un terremoto o incendio muchas personas podrían perder la vida ya que ni el sistema contra incendio funciona, los ascensores no sirven desde hace años, las paredes y techos están cubiertos de filtraciones. Sin dejar de lado los olores nauseabundos con aguas negras circulando por toda la estructura”, afirmó.

Usuarios afirman que el terminal “se está cayendo”

Por su parte Emma Salazar, dirigente social de Caricuao, señaló que se mantiene el estado de deterioro en las rampas de acceso, lleno de olores nauseabundos del exceso de orine y de lo que queda de las defecaciones a lo externo, cristales rotos y suciedad generalizada, falta de limpieza exterior y muy deficiente en los baños, así como en forma insólita se encuentra dañado casi todo el sistema del aire acondicionado. “Pudimos ver igualmente a gran cantidad de usuarios, que esperan abordaje tirados para dormir en el suelo, en las entradas principales, y secundarias, careciendo de sitios adecuadamente previstos para las esperas”.

Neyra Arias, vecina de la zona, declaró que dentro y fuera del terminal La Bandera lo que reina es la inseguridad, comercio informal, falta de vigilancia policial, terminales paralelos a lo largo de la autopista Valle Coche. “Taxis piratas recogiendo y dejando pasajeros el abuso en la venta de boletos en taquilla y los alrededores del terminal, sin olvidar que sus instalaciones tanto por fuera como por dentro están deteriorada, venta de comida ambulante y la basura que faltar. En Conclusión la que manda es la anarquía, convirtiéndose el Terminal en un ejemplo del caos del Siglo XXI”, sentenció.

 

Comentarios

comentarios