article-thumb
   

Los extravagantes regalos de Pablo Escobar en Navidad

Gianfranco Ruggiero | 24 diciembre, 2019

Caracas/ Foto: Infobae. Los excesos del narcotraficante colombiano, Pablo Escobar, también se veían evidenciados en la Navidad a través de los regalos que le obsequiaba a sus familiares, especialmente a sus hijos: Juan Pablo y Manuela.

Lea también: “Esta es la verdadera historia del legendario Papá Noel”

En ese sentido, Escobar, ordenó comprar un caballo blanco, de pura raza, al que le hizo incrustar un cuerno de toro en la cabeza, además de colocarle alas de papel sobre su cuerpo, estas acciones le propiciaron una infección general que produjo su muerte, detalló Infobae.





La navidad para Pablo Escobar era una celebración importante. Una fiesta en familia. Durante un mes de diciembre, el narco mandó a construir más de 200 viviendas para la gente que antes habitaba en Moravia, el gran basurero de Medellín. También proyectó 50 canchas de fútbol y envió regalos para el arbolito para todos los habitantes de esa región. Lo llamaban el “Robin Hood Paisa”.

Cuando le tocó estar detenido en la cárcel de Itagüí, planeó una navidad con una gran comilona. Esa vez fue su madre la encargada de llevar todos los manjares y la música.

Cada Noche Buena Escobar se empeñaba en cumplir los deseos de Manuela. La carta de la niña a Papá Noel era un mandato para él. Si su hija quería un nuevo animal para el zoológico de la Hacienda Nápoles, él lo conseguía aunque tuviera que mandarlo a traer desde África en un avión privado. Si su hijita pedía conocer a un cantante o una figura de la televisión, él organizaba una fiesta para que la estrella actuara solo para la familia.





Una vez la pequeña dijo que le gustaban los arbolitos navideños con nieve, como veía en la televisión. Y Escobar trasladó a la Hacienda Nápoles la máquina que hacía el hielo en su pista de patinaje en Medellín. En esa oportunidad tuvieron su Blanca Navidad.

Comentarios

comentarios