article-thumb
   

Las firmas que pidió Guaidó para apoyar la iniciativa de Diego Arria crecen a mil por hora

Elizabeth Fuentes | 9 enero, 2020

Caracas.- Asomarse hoy al portal Change, donde se solicitan firmas para expulsar al gobierno de Nicolas Maduro del Consejo de Seguridad de la ONU, es sorprendente. Apenas horas después de que el Presidente de la Asamblea Nacional solicitara respaldar la iniciativa del embajador Diego Arria, la cifra de firmas ha comenzado a crecer exponencialmente y se multiplica segundo a segundo.

Le puede interesar: Evo Morales pagó a los presuntos “médicos” cubanos 147 millones de dólares

En este caso, donde la meta busca recoger 150 mil firmas que presionen a la ONU con en demanda contra el gobierno de Venezuela, el crecimiento de los firmante se ha dado a razón de mil por hora, aproximadamente. Y si bien eso no implica menospreciar el impacto que haya tenido la solicitud de Arria hasta ahora, sí llama la atención que luego del tuit de Guaidó, se aceleró extraordinariamente el numero de interesados en apoyar la petición.





De hecho, si se compara esta petición con otra que también se realiza mediante este sistema – solicitar a los Representantes de los Estados Unidos en la Cámara y el Senado que envíen ayuda a Australia para combatir los catastróficos incendios forestales-, la tasa de crecimiento por minuto en ambas peticiones en más o menos similar, como se puede comprobar en el referido portal.

«Maduro, a diferencia de la OEA, mantiene en la ONU un puesto que no le corresponde, organismo que lo investiga por violar los derechos humanos”, escribió Guaidó en Twitter. «Debemos recobrar ese espacio para la democracia. Firmo y respaldo esta iniciativa liderada por Diego Arria. ¡Apoyemos todos!», exhortó Guaidó.

La solicitud Arria, que se inició tres meses atrás, solicita a los firmantes que condenen la decisión de la ONU de elegir el régimen de Maduro de Venezuela para el Consejo de Derechos Humanos de 47 naciones, para el período 2020-2022.





“El régimen de Maduro no merece ser juez de derechos humanos. Merece ser procesado por la Corte Penal Internacional por sus propias violaciones de derechos humanos.

El régimen de Maduro ataca rutinariamente a los líderes de la oposición, incluso encarcelándolos e impidiendo su participación en las elecciones. Según la ONG Foro Penal, a abril de 2019 había más de 900 presos políticos en toda Venezuela.

Las violaciones del debido proceso son comunes, incluida la detención arbitraria por períodos prolongados sin cargos penales. El poder judicial carece de independencia, generalmente gobierna a favor del gobierno y está plagado de corrupción.

Los venezolanos sufren un colapso humanitario completo que ha provocado la huida de 4.4 millones de personas. La catastrófica crisis económica en el país se caracteriza por el hambre masiva, las epidemias y la escasez de alimentos y medicamentos básicos. A marzo de 2018, se estimó que el 17% de los niños menores de cinco años sufrían desnutrición moderada a severa.

La elección del régimen venezolano de Nicolás Maduro para un consejo de derechos humanos es obscena.

Por lo tanto, exigimos que la Asamblea General de la ONU invoque el Artículo 8 de la resolución fundacional del Consejo y elimine el régimen de Maduro de Venezuela debido a sus violaciones graves y sistemáticas de los derechos humanos. Más que nunca, el mundo tiene que estar con las víctimas en Venezuela, y no con el perpetrador.

.

 

 

Comentarios

comentarios