article-thumb
   

Las frases de Michelle Bachelet en la ONU que dejaron en ridículo a Nicolás Maduro

Danny Leguízamo | 20 marzo, 2019

Caracas.- El régimen socialista de Nicolás Maduro ha fracasado nuevamente en su intento por disimular la hecatombe en la que está sumergida Venezuela. La crisis, que arrancó paulatinamente en el año 2013 con el desbordamiento del sistema que implantó Hugo Chávez, se aceleró vertiginosamente en el año 2017 y devino en una brutal hiperinflación cuya variación anualizada a febrero de 2019, sobrepasa los 2 millones por ciento. Y a pesar de los intentos de Maduro por maquillar hospitales y presentar un país con plena operatividad de sus instituciones, el informe que este miércoles presentara Michelle Bachelet ante la Organización de Naciones Unidas, es sencillamente demoledor, pues admite la grave crisis humanitaria, la pobreza, la diáspora, la censura y la ineficiencia gubernamental.

Le puede interesar: Este es el informe en el que Bachelet expresó preocupación por violación de DDHH en Venezuela

En su contundente informe, Bachelet advirtió que la salud está en crisis. Que hay censura a la prensa. Que hay crisis humanitaria, negada hasta la náusea por la cúpula del poder. Que las protestas por motivaciones sociales se han incrementado sensiblemente. Que hay hambre. Que la crisis comenzó antes de las sanciones, ridiculizando los argumentos del chavismo. Y que el hambre impide que un millón de niños asistan a clases. Las frases más contundentes del informe de Bachelet derrumban el muro que intentó construir Nicolás Maduro:

-El ejercicio de los derechos sociales y económicos ha seguido deteriorándose continuamente. Los grupos de población más vulnerables, tales como los niños, las mujeres embarazadas, los ancianos y los pueblos indígenas se han visto especialmente afectados.

Las autoridades se han negado a reconocer las dimensiones y la gravedad de la crisis en materia de cuidados médicos.

La reciente interrupción del abastecimiento de fluido eléctrico que afectó a todo el país ha agravado esta situación, al reducir aún más el acceso de la población a los alimentos, el agua y los medicamentos (…)  este prolongado apagón simboliza los problemas de infraestructura que afronta el país..

El sistema de atención sanitaria sigue deteriorándose, lo que repercute considerablemente en la mortalidad y morbilidad materna, la mortalidad infantil.

 Esta devastadora crisis social y económica comenzó antes de la imposición de las primeras sanciones económicas en 2017.

Me preocupa la reducción del espacio democrático, en particular la continua criminalización de la protesta y la disidencia pacíficas (…) incluyendo el uso excesivo de la fuerza, asesinatos, detenciones arbitrarias, torturas y malos tratos en condiciones de detención, así como actos de amenaza e intimidación

Me inquieta el aumento de las restricciones a la libertad de expresión y de prensa en Venezuela y las alegaciones de que las autoridades han usado arbitrariamente la ley contra el odio.

Un resultado directo de esta vasta crisis humanitaria es que más de 3 millones de personas han huido de Venezuela, en busca de comida, atención médica, empleo y protección.

En otros términos: esta es otra derrota para Nicolás Maduro en el plano internacional. Y punto.

 

.

Comentarios

comentarios