Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Opinion

Las lecciones ignoradas

“Todas las cosas ya fueron dichas, pero como nadie escucha es preciso empezar de nuevo”
Andre Gide.

Caracas/Por: Hamid Ramos.- ¿Alguien es capaz de asegurar que ya hemos aprendido las lecciones que nos condujeron a perder la patria en manos de unos asaltantes de camino?

No vamos a perder tiempo redundando del desastre en el que se convirtió el otrora ejemplo de democracia, crecimiento y estado de derecho en Latino América, sino en reparar en los errores cometidos como sociedad con el fin que la repetición de los mismos no conlleven a infames desenlaces.

Vamos a referir la responsabilidad de los medios de comunicación sabiendo que ya no existe la hegemonía de las emisoras televisivas de frecuencia abierta, cuyo contenido contaba con la credibilidad del que no tenía como contrastar la verdad, la mentira o la exageración, lo cual constituye otra forma de engaño subyacente. Pero hoy hay diversidad de nuevos medios y la posibilidad real de consumidor de información de constatar la veracidad de lo expresado.

Hoy muchos añoran a Carlos Andrés Pérez, pero es de recordar que los medios de comunicación masivos jugaron un rol decisivo en la incredulidad de un venezolano que de la noche a la mañana empezó a detestar a su propio estado, el cual nadie nos había regalado.

Un ejemplo clásico de esta tragedia fue la telenovela “Por Estas Calles”, donde se satirizó en horario estelar por dos años y medio a la clase política Venezolana, en 591 capítulos donde se destruyó la reputación de las instituciones del Estado y a falta de contraste, el cándido venezolano creyó.


Fue tal la ingenuidad, que muchos veían en ese libreto de Ibsen Martínez un retrato de la realidad.

Sumado a ello, la línea editorial fue inclemente pues los dueños de medios se sentían por encima del bien y el mal, y RCTV no descansó hasta verle el hueso a CAP. Lo que no sabían esos vivarachos, es que estaban cavando su propia tumba y con ellos enterraban a unos pobres ciudadanos que sin darse cuenta eran utilizados como borregos de las causas más siniestras.

¿Por que RCTV y el grupo 1BC tuvieron este especial ensañamiento contra el inquilino de Miraflores?

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Respuesta sencilla: Como dicen en el argot delincuencial, todo fue pase de factura.

Peter Bottome, por no haber obtenido unas rutas a las que aspiraba para una línea aérea de su propiedad llamada Aerotuy y de Marcel Granier, quien tenia el propósito de que aquel Congreso derogara la ley que prohibía la difusión de comerciales en medios de comunicación masivos de alcohol y cigarrillos.

Extorsionaron a Pérez con esa interminable novela y CAP, al sobrevalorar la probidad de esa clase media Venezolana, cometió el error de su vida.

Muchos televidentes creyeron que Miraflores era la cuna de corrupción, los jueces una tribu de mercenarios y los políticos una banda de ladrones.

El efecto fue tan negativo, que los venezolanos celebraron un golpe de Estado. Es decir, un oficial se robó un tanque de guerra y unos fusiles y cual gorila quiso tomar el poder cayéndole a cañonazos a la puerta de La Casona.

Esa barbaridad no ha pasado ni en Zimbabwe, pero este país aplaudía y algún oportunista político hasta les defendió… solo David Morales Bello pronunció las palabras correctas…

El final ya es de todos conocido: gana Caldera y buscando dañar a Pérez y ganar alguna popularidad suelta a Chávez, y el descrédito imperante contra los partidos y las instituciones se hizo patente en urnas que no solo fueron electorales sino también fúnebres…

Hoy somos testigos de otra pandilla de empresarios, dueños de medios en cuyos siniestros planes están en repetir las estrategias que ya les funcionaron a sus antecesores. Pero estos están dispuestos a subir mucho más la apuesta pues tienen mucho más que perder.

Sus medios y empleados señalan a Miguel Pizarro de comunista cuando milita en un partido de derecha; a Henry Ramos de ladrón cuando nunca ha administrado recursos de la Hacienda Pública; a Juan Guaidó de bobolongo, cuando logró que los principales Gobiernos del mundo desconocieran la legitimidad de Maduro, y a Capriles de vendérsele al régimen, cuando ha sufrido toda clase de atropellos desde que era alcalde hasta candidato presidencial.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Entonces según su óptica, a quienes se les han violentado sus derechos, despojados de sus cargos, sufrido persecuciones y hasta cárcel son los vendidos. Y en contraposición gozan del alta estima de estos medios quienes hicieron gordos negocios con el beneplácito del gobierno, a quienes el régimen no les toca ni un pelo, los carentes de respaldo popular y quienes no tienen representación ni credibilidad ante quienes están en oficios políticos.

¿Cuál es la razón?

Les conviene la permanencia de Maduro y saben que al no poderlo promover por lo indefendible de su causa, la vía mas expedita es ametrallar a quienes tienen una opción real de arrebatarle el coroto, para luego, sentar las bases de la institucionalidad y que en un estado derecho sean susceptibles a responder por los hecho punibles perpetrados.

El escritor Español George Santayana decía “Quien Olvida su historia está condenado a repetirla”

Esto sobrelleva una asignatura pendiente al ciudadano común y no es otra a no dejarse engañar por quienes procuran manipular el afecto de las masas hacia sus líderes para el logro sus perversos objetivos, pues sus intereses revisten para ellos tal gravedad que están dispuestos a desprestigiar, hundir y hasta prolongar la agonía que sufren los venezolanos.

Solo nos queda anhelar que Dios nos dé la templanza para distinguir la verdad del vil engaño, la probidad al frente de la calumnia y lo heroico de lo ridículo.

Solo así se impondrá la ética sobre la maldad y el poder ser ejercido por ciudadanos de bien y no por esclavos de oscuros intereses.





Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Artículos relacionados