Connect with us

La Lupa

Las mentiras que dijo Arreaza en la OEA se apoyan en la propaganda nazi

Publicado

/

Caracas.- "Mientras más grande sea la mentira, más la creerá el pueblo", sentenció Joseph Goebbles, el padre de la propaganda nazi y quien pasó de ser un actor fracasado a consejero y Ministro de Educación y Propaganda.

Y semejante consejo ha sido seguido al pie de la letra por el Canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, quien se dedicó la mañana de hoy a refutar a todos y cada uno de los cancilleres presentes en la OEA armado de unas mentiras tan grandes que solo podrían excusarse a partir de la conseja nazi.

A ver:   Sin que se le moviera un músculo de la vergüenza, Arreaza aseguró que el 20 de Marzo Nicolás Maduro ganó las elecciones por 9 millones de votos, cifra que lanzó a la cara del canciller de Brasil, Aloysio Nunes, para preguntarle luego de manera grosera: ¿ Con cuántos votos ganó Temer?

Le puede interesar: El ‘toma y dame’ entre el canciller de Argentina y Jorge Arreaza en la OEA

Luego, en otro "derecho a réplica" que ejerció frente al Canciller de Perú, Nestor Popolizio - quien acusó al gobierno de Venezuela de no haber realizado  elecciones libres ni  democráticas, sin garantías y con  líderes de la posición presos o inhabilitados-, pues el canciller de Venezuela  respondió alterado que el Consejo Nacional Electoral de Venezuela es el mejor del mundo, que ningún país de los  presentes tenía  un sistema  similar y que sus resultados eran absolutamente  confiables.

Y luego, como si se creyera su propia mentira,  le aseguró a la Canciller de Canadá, Chrystia Freeland, que el año pasado los manifestantes de la oposición en Venezuela quemaron vivas a 29 personas  porque todos eran "de color oscuro" y  los confundieron con simpatizantes del gobierno. Una mentira no solo rebatible   sino que, en el fondo, dejaba pésimo a su gobierno porque ¿cómo las autoridades permitieron semejante barbaridad?

Advertisement

En fin, una pésima mañana para  Arreaza quien  apeló a semejantes mentiras para poder soportar la "paliza" a que fue sometido  en la OEA por parte de la mayoría de sus homólogos, quienes criticaron severamente la situación en Venezuela  en salud, en derechos humanos, en libertades y en la posibilidad de elegir democráticamente a su gobierno.

Aunque cabe especular  que los funcionarios del gobierno  están tan acostumbrados a mentir que el asunto les resulta muy  fácil. Tan fácil que ni siquiera se  detienen  a pensar que sus mentiras  se escuchan a escala planetaria, quedan  grabadas, hay millones de testigos  que la ven y escuchan pero ellos siguen mintiendo, tan campantes.



Tendencias